Cada madrileño tiene 18 metros cuadrados de zonas verdes

0
parquesEP.jpg

Cada madrileño cuenta con 18 metros cuadrados de zonas verdes de media, una cifra que supera las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de entre 10 y 15 metros cuadrados, según un estudio de Consumer Eroski, que ha analizado 150 parques de 18 ciudades de todo el país.

Así, los catorce parques analizados en la capital obtienen una calificación global de ‘buena calidad’, si bien "cinco de ellos precisan mejoras considerables" según el informe.

Eso sí, la superficie de zona verde urbana por habitante es superior a la media del estudio (18 metros cuadrados de Madrid frente a 11,3 metros cuadrados), y supone un incremento con respecto a los 15,3 metros cuadrados de parques per cápita que había en 2006.

El mantenimiento de estos 59 millones de metros cuadrados de espacios verdes cuesta a las arcas municipales, según Consumer Eroski, 170 millones de euros anuales, lo que supone un 3,4% del presupuesto total del Consistorio, por encima del 2,5% que, de media, dedican otras ciudades.

Por otra parte, el estudio analiza aspectos relacionados con el mantenimiento, limpieza y conservación de los parques, su nivel de equipamiento y los servicios que ofrecen -información al usuario, grado de accesibilidad, seguridad…-.

Así, los catorce parques de Madrid que han sido analizados son los de Retiro, Oeste, Juan Carlos I, Enrique Tierno Galván, Norte, Dehesa de la Villa, Calero, Fuente del Berro, Jardines de Sabatini, Berlín, San Isidro, Rodríguez de Sahagún, Eva Duarte Perón y La Elipa. La valoración media que reciben es de ‘buena calidad’.

Además, ninguno de los parques madrileños suspenden, si bien "cinco de ellos precisan mejoras considerables". En concreto, se trata de los de La Elipa, Norte, Enrique Tierno Galván, Eva Duarte Perón y Fuente del Berro, que se quedaron en un ‘aceptable’.

Por apartados, se consigue la calificación de ‘bien’ en todos los parques en materia de limpieza y mantenimiento, dotación de servicios y equipamientos, información al usuario y accesibilidad; y se alcanza el ‘muy bien’ en materia de seguridad y vigilancia.

Así, uno de cada tres parques dispone de aseos públicos cuyo estado de limpieza es ‘muy bueno’, en una docena hay mesas y sillas tipo pic nic para comer, en tres de cada cuatro reina la tranquilidad, más de la mitad de las obras de arte localizadas en estos espacios naturales se encuentran perfectamente limpias y acondicionadas, y en todos los espacios hay alguna zona deportiva o de mayores.

Sin embargo, dos de los parques no tienen césped, en uno el número de árboles es "escaso" y en otro no hay zonas de juegos para los más pequeños ni carteles escritos en braille. Además, cuatro de los espacios analizados no cuentan con todas sus zonas bien iluminadas, lo que genera peligro.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here