inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de febrero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/02/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La capital supera el límite contaminación de todo el año en 36 días
Un mes y una semana ha sido el tiempo necesario para que Madrid, con las restricciones de la gran Área de Prioridad Residencial (APR) Madrid Central en marcha desde finales de noviembre, haya superado el límite horario de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) para todo el año.

Así se desprende de un estudio realizado por la agencia Servimedia a razón de los datos públicos facilitados por el propio Ayuntamiento de la capital sobre calidad del aire, y que proceden a su vez de las cifras recogidas por la red de estaciones de las que dispone la ciudad.

De acuerdo al análisis, en sólo 36 días ha superado el umbral fijado por la Unión Europea para evitar la sobreexposición de la población a altos niveles de NO2, asociado principalmente a los tubos de escape, en cortos periodos de tiempo. La normativa comunitaria establece dos límites para la contaminación de este contaminante, uno anual y otro horario. Con respecto a este último, la legislación europea estima que no debe rebasarse en más de 18 horas a lo largo del año los 200 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire. La capital rebasó dicha cota el pasado martes, 5 de frebero, incumpliendo el tope legal. 

Ello se debe a que, según indica Servimedia, la estación de Fernández Ladreda -situada en la Plaza Elíptica- ha rebasado en 19 veces ese valor límite horario. El primer episodio de alta contaminación por NO2 en dicha terminal se produjo el mismo 1 de enero, cuando se alcanzaron los 201 microgramos a las 20:00 horas; la cifra fue en aumento en los días siguientes, siendo el pico más alto el anotado el 14 del mismo mes, con 328 microgramos del contaminante. Otras estaciones también han superado la cota, aunque en menos ocasiones: Ensanche de Vallecas (siete), Escuelas Aguirre (cinco), Barrio del Pilar y Sanchinarro (cuatro), Arturo Soria (dos) y Barajas, Cuatro Caminos, Ramón y Cajal, Urbanización Embajada (una).

La falta de lluvias ha propiciado en gran medida esta situación, ya que no fue hasta mediados-finales de enero cuando aparecieron las primeras precipitaciones; a este hecho se suma el aumento del tráfico debido a las celebraciones navideñas. Así, el Ayuntamiento de la capital activó el protocolo ante episodios de alta contaminación durante 13 jornadas desde el día de Navidad: hasta en diez ocasiones veces el escenario 1, con el que el límite de velocidad es de 70 km/h en la M-30 y los accesos interiores desde la M-40; y tres jornadas del escenario 2, en el que, además de lo anterior, los vehículos sin distintivo ambiental de la DGT no podían circular por la M-30 y el centro, sólo pudiendo aparcar en zona SER los de etiqueta Cero o Eco.

Sin embargo, esta situación por la que atraviesa la ciudad de Madrid ya se ha experimentado en otros ejercicios: en 2011, el límite horario para todo el año se alcanzó el 8 de febrero; en 2012 y 2015, en el mismo mes de enero, superándose el umbral el 18 y 4 de enero, respectivamente. Asimismo, la plataforma Ecologistas en Acción lleva advirtiendo de los incumplimientos de la normativa europea desde, al menos, 2007. 

Bien es cierto que desde el equipo de Gobierno de Ahora Madrid han intentado revertir esta situación con la implantación de Madrid Central y la reformulación de los protocolos de alta contaminación. Iniciativas cuyos resultados se proyectan a largo plazo, no teniéndose en cuenta la disposición de aparcamientos disuasorios y otro tipo de medidas que arrojen unas cifras más favorables en un corto periodo de tiempo. En el año 2018, tan solo dos estaciones de toda la red municipal sobrepasaron el valor límite horario de NO2, algo sin precedentes hasta la fecha. No obstante hay que añadir que las condiciones meteorológicas fueron más favorables. En las pocas semanas que van del presente año, Madrid ha superado el umbral y deberá afrontar las posibles sanciones que la Unión Europea establece en la normativa. 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic