Carmena quiere sumar con el PSOE para ganar al “frentismo” de PP, Cs y Vox

0
D54vHrAWsAAs_1R.jpg

La división de bloques entre izquierda y derecha ha sido evidente en el debate que este lunes ha sentado a los seis candidatos ‘capitalinos’: Manuela Carmena (Más Madrid), José Luis Martínez-Almeida (PP), Begoña Villacís (Ciudadanos), Pepu Hernández (PSOE), Carlos Sánchez Mato (Izquierda Unida-Madrid en Pie Municipalista) y Javier Ortega Smith (Vox).

Organizado por El País y la Cadena Ser, el de este lunes puede ser el único debate con la presencia de Carmena y el resto de competidores, si la Junta Electoral Central no rectifica el criterio de la Provincial, que etiqueta a Más Madrid como un partido de nueva creación.

La alcaldesa de Madrid ha defendido un Gobierno del “progreso” junto al PSOE y otros “colectivos de la izquierda” -sin nombrar a Madrid en Pie- para que la capital siga siendo una “ciudad progresista” y ha mostrado su “preocupación” por el “frentismo” que atribuye a los partidos del pacto ‘a la andaluza’, PP, Cs y Vox, que según los sondeos podrían sumar en la capital.

Por su parte, su posible socio de Gobierno si dan los números tras las elecciones, el socialista Pepu Hernández, ha señalado que “o la izquierda suma o la derecha izquierda en Madrid”. “Cuando viejos fantasmas recorren Europa y España, Madrid no puede ir en sentido contrario”, ha añadido el exseleccionador de baloncesto.

Y el hasta ahora edil y ahora competidor de Carmena, Carlos Sánchez Mato, ha apuntado que “hay mucha posibilidad en la izquierda del tablero político de llegar a acuerdos”, aunque el objetivo, ha subrayado, es hacer “políticas de izquierdas” y no de derechas. Además, el exdelegado de Economía y Hacienda ha reivindicado su candidatura como la de “la gente” que les apoyó en 2015 y tiene “derecho” a no conformarse con lo que han logrado desde el Palacio de Cibeles y “pedir más”.

Al otro lado del tablero político, el candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida ha aseverado que quiere un Madrid en el que los madrileños “escriban el futuro, no que se reescriba el pasado” para que el “protagonismo” lo vuelvan a tener los ciudadanos y no el Ayuntamiento. “No pactaré con quien recibe a Carles Puigdemont, con quien apoya las ‘okupaciones’ ni con quien no se preocupan por la limpieza, los atascos o la contaminación”, ha argumentado Almeida, que quiere evitar que gobierne la “izquierda radical” y no se ha referido ni a Vox ni a Cs.

La líder de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha apostado por “pactos transparentes” basados en los proyecto de ciudad, como, ha afirmado, se hizo en Andalucía y ha asegurado que el liberalismo va a ser “la alternativa al gobierno partidista de estos cuatro años”. Y ha insistido en que es necesaria una política de pactos que giren entorno a “lo queremos para Madrid” y, quien así lo entienda, serán “bienvenidos al diálogo” para formar gobierno, sin establecer vetos ni cordones sanitarios como sí hace el candidato autonómico Ignacio Aguado con la candidatura socialista de Ángel Gabilondo.

El candidato de Vox, Javier Ortega Smith, que este lunes se ha estrenado en la discusión electoral sobre Madrid, ha asegurado que, tras los comicios del 26 de mayo, Vox no pactará con “la extrema izquierda radical y sectaria”, ni con quienes “desprecian la libertad, la seguridad y la economía”. Como Villacís, el candidato de la formación de Santiago Abascal ha rememorado el pacto en Andalucía y ha asegurado que estará encantado de que PP y Ciudadanos pacten con Vox sobre su programa electoral. “Ahora les toca a ellos apoyar la Alcaldía de Vox en Madrid”, ha indicado Ortega Smith en alusión al PP y Ciudadanos.

Vivienda, movilidad, contaminación, fiscalidad o modelo urbanístico han protagonizado este debate a seis, que puede anticipar la discusión entre los seis grupos municipales que resulten de las urnas, aunque para ello todas las formaciones deben superar el 5 % necesario para obtener concejal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here