Demandan al Ayuntamiento por presunta prevaricación en la adjudicación de ‘Naviluz’

0
naviluz2016_2017_emt.jpg

Sin embargo, las empresas de autobuses denunciaron el incumplimiento por parte del consistorio de la normativa sobre competencias y emisiones. Dicha situación, sostienen desde Jiménez Dorado Viajes, obligó a la administración local a retirar de la circulación la flota destinada al servicio, “dando entrada en sustitución mediante algún tipo de autorización a los autobuses afectos a las concesión adjudicada en su día a la UTE”, se recoge en el escrito al que ha tenido acceso Europa Press.

La parte demandante advierte que la adjudicación de ‘Naviluz’ al compendio de empresas Alsa-Julia-Bacoma se está realizando “sin tramitación previa de procedimientos concurrente”. Asimismo, se da la circunstancia de que la citada UTE también presta el servicio de autobuses turísticos ‘Madrid City Tour’. En este sentido, la compañía ha remitido una carta al consistorio para advertir de que no consta que se haya adoptado o publicado oficialmente acuerdo alguno sobre la autorización ni que la UTE aludida haya sido autorizada a la venta en la vía pública de billetes de transporte público concesionado.

Jiménez Dorado Viajes sospecha que el Ayuntamiento de Madrid pretende “expulsarles del mercado”. Y es que según se refleja en la denuncia, la empresa está sufriendo “una persecución administrativa y de la Policía Municipal”. Los demandantes mantienen que el equipo de Gobierno está intentando crear un “régimen de monopolio” del servicio a través de “concesiones o empresas privadas dependientes del mismo”. En este punto, Jiménez Dorado Viajes recurren al reglamento europeo 1370/2007, sobre servicios públicos de transporte de viajeros por ferrocarril y carretera, a la hora de señalar que el transporte turístico queda excluido del mismo, “y por tanto ni se considera servicio público, ni queda reservada esta actividad a las administraciones públicas”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here