Desarticulada una organización dedicada a la falsificación para obtener la residencia en España

0
foto (2).jpg

Se trata de un grupo de origen hispano marroquí perfectamente organizado que actuaban por todo el país facilitando documentación falsa para obtener la autorización de residencia legal en España sin cumplir los requisitos necesarios. La investigación sigue abierta ya que se están estudiando numerosos expedientes, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Las investigaciones comenzaron a principios de 2018. Los especialistas, tras analizar numerosos expedientes, localizaron un grupo de personas de nacionalidad marroquí que había obtenido la autorización de residencia en España por circunstancias excepcionales (arraigo) presentando documentación falsa -certificados de empadronamiento, partes médicos, certificados bancarios, sentencias judiciales, contratos…-.

Fruto de un análisis detallado de varios expedientes, los investigadores descubrieron la existencia de una trama criminal dedicada a la falsificación de documentos para obtener la autorización de residencia de manera fraudulenta.

Para solicitar la residencia en España por circunstancia excepcionales, los solicitantes necesitaban demostrar, entre otras circunstancias, haber residido en España durante dos o tres años. Para ello no dudaban en falsificar los documentos que acreditaba esa residencia.

 

Cobraban en varios plazos para evitar levantar sospechas

La organización, que operaba desde Málaga aunque con sucursales en Granada y Madrid, cobraba a cada cliente 8.000 euros, siendo ingresado en pequeñas cantidades en cuentas de los integrantes del grupo para esquivar los controles bancarios. De los expedientes analizados descubrieron que más de medio centenar presentaban documentos falsos que permitían “demostrar” esa falsa residencia continuada en nuestro país, por la que finalmente obtenían fraudulentamente la autorización de residencia.

Además comprobaron que muchos de los clientes que obtuvieron la autorización de residencia en España no habían residido nunca en nuestro país. Los agentes realizaron tres entradas y registros en Madrid, Málaga y Granada, donde se intervinieron, entre otros efectos, numerosos sellos de caucho, una impresora de tarjetas, una máquina y un manual para falsificar sellos y más de 8.000 euros en efectivo. Han sido detenidas 13 personas como presuntas responsables de los delitos de falsedad documental, delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, blanqueo de capitales y organización criminal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here