inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 22 de enero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
10/11/2011 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver video
Detienen a las bandas mafiosas que controlaban la noche de Madrid
El golpe asestado al conocido como "clan de los búlgaros" ha culminado con el arresto de 27 personas relacionadas con la seguridad en locales de ocio nocturno y el narcotráfico.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Agencia Tributaria, tras una compleja investigación de cerca de tres años de duración, han desarticulado las actividades criminales de los clanes mafiosos que controlaban el narcotráfico y la seguridad en los locales de ocio de la "noche madrileña". El entramado delictivo introducía grandes cantidades de droga procedente de Sudamérica y contaba con una cobertura empresarial destinada a blanquear los beneficios obtenidos de forma ilícita. Posteriormente, distribuían la droga a menor escala, tras hacerse con el control de accesos y servicios de seguridad interior, en determinados locales de ocio nocturno de la Comunidad de Madrid, principalmente.

La última fase de esta actuación policial se ha dirigido contra el "clan de los búlgaros", presuntamente liderado por Ivo "el búlgaro", quien respaldado por un gran número de compatriotas dirigía el grupo que controlaba los bares y discotecas de la capital. Los investigadores han detenido a 27 personas y se han incautado de 5 kilos de cocaína, anabolizantes y armas, además de cerca de 140.000 euros en efectivo, entre otros efectos y bienes bloqueados. De forma paralela se ha actuado contra la "oficina de cobros" de la organización con el arresto de 22 personas del "clan de los boxeadores" dedicadas al ejercicio de la violencia contra grupos rivales y al cobro de deudas por impagos en la venta de estupefacientes.

Maraña delictiva
Los investigadores de la Policía han logrado desmarañar un entramado delictivo que operaba en nuestro país desde hace más de una década. La organización criminal desarticulada estaba integrada por delincuentes españoles, búlgaros y sudamericanos de gran relevancia. Durante los casi tres años que se han prolongado las pesquisas, algunos de los detenidos trataron de introducir importantes cantidades de cocaína en España. Más de 300 kilos de esta droga y 35 de hachís intervenidos, así como el desmantelamiento del mayor laboratorio de precursores conocido son buena muestra de ello. A estas incautaciones se sumaron las realizadas contra el mediano y pequeño tráfico de estupefacientes en los locales de ocio, que permitieron determinar la cadena de distribución con que contaban los investigados.
 
150 arrestos
Además, la intervención de unos 27.000.000 millones de euros en efectivo, el embargo de cuentas y propiedades por importes millonarios, y la puesta al descubierto de las estructuras societarias creadas para blanquear los fondos ilícitos, son un claro exponente del poder económico alcanzado por los integrantes del entramado criminal desmantelado. En total han sido arrestadas 150 personas pertenecientes a los diferentes clanes –los llamados "búlgaros", "Miami", "iraníes" y "boxeadores"-, algunos de ellos condenados por asesinato. Durante los cerca de tres años de labor policial, se han intervenido 1.035 teléfonos móviles y se han registrado 93 domicilios y establecimientos.
La complejidad de la investigación y su carácter internacional ha hecho necesaria la colaboración de las autoridades policiales y judiciales norteamericanas, colombianas y holandesas.
 
Punto de partida: la muerte violenta de un portero de discoteca
Las investigaciones se iniciaron en enero de 2009 a raíz de la muerte violenta del portero de un conocido local nocturno de Madrid. Estos hechos motivaron la creación de un equipo conjunto de investigadores, tanto de la UDEV Central como de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid de la Policía Nacional junto con el Área Regional Operativa de Madrid de la Agencia Tributaria.
 
Los principales cometidos de la organización descansaban en cinco ramas esenciales: 1 la introducción de sustancias estupefacientes a gran escala en el territorio nacional, así como su adulteración; 2 la configuración de un canal de distribución a mediana y pequeña escala para la droga a través de algunos locales de ocio; 3 la perpetración de actividades coactivas y violentas exigidas por los distintos niveles de la trama bien por fines "corporativos", bien por encargo de terceros; 4 en estrecha vinculación con la actividad anterior, la prestación de servicios de control de acceso y seguridad en locales de ocio; y 5 la creación y mantenimiento de una malla social y económica que ofreciera cobertura pseudo-empresarial al tráfico de drogas para "legalizar" los beneficios.
 
Primeras detenciones en 2009
El equipo conjunto de investigadores especializados en la lucha contra la criminalidad organizada de la Policía centró sus actuaciones en dos tramas delictivas íntimamente relacionadas entre sí. Por un lado estaba el grupo de los "búlgaros". Estrechamente ligado a él se identificaron las actividades de otro entramado relacionado con el ocio nocturno madrileño en torno al que se movían varios individuos relacionados con un gimnasio de la capital.
 
Las inspecciones realizadas en locales nocturnos para erradicar el narcotráfico desencadenaron en julio de 2009 la llamada operación "Telecoca". Los investigadores desvelaron los vínculos entre el tráfico de estupefacientes realizado por parte de porteros de discoteca vinculados con el centro deportivo madrileño, aunque las pesquisas no cesaron. Estas desvelaron que otro de los investigados trató de introducir importantes cantidades de droga en España por vía marítima entre 2009 y 2010, pero sus planes se frustraron.
 
Esas dificultades le llevaron a asociarse con una importante narcotraficante a la que ofrecieron sus servicios para dar salida a la cocaína de una forma rápida y segura. Esta fase del operativo, ya en enero de 2011, desencadenó la operación "Colapso", con 32 detenidos, entre ellos los principales responsables del narcotráfico a gran escala, y en la que se desmanteló el mayor laboratorio de precursores hallado jamás en Europa. A partir de entonces los agentes desarticularon los últimos escalones de distribución de la cadena en las operaciones "Edén III", ejecutada en febrero de 2011 con 19 detenidos, y "Linares", ejecutada en julio con siete detenidos que habían montado una estructura paralela a la investigada en Madrid en dicha ciudad andaluza. También en julio del presente año tuvo lugar la operación "Azaleas", desarrollada conjuntamente por la Policía Nacional y el FBI estadounidense, con 20 detenidos, entre ellos el principal responsable de todo el entramado delincuencial.
 
Última fase
La última fase del operativo, desarrollada a finales del mes de octubre, ha culminado con la detención de 49 personas y 32 registros. Los agentes se han incautado de más de cinco kilos de cocaína así como de diversas sustancias anabolizantes y esteroides; intervenido armas largas, cortas y de fuego y dos pistolas "taser"; chalecos antibalas, más de 125.000 euros en efectivo y abundante documentación. También se han bloqueado inmuebles valorados en 5.000.000 de euros y vehículos por un importe de 170.000.
 
"Intocables"
El conjunto de esta investigación, concluida con esta última fase, puede calificarse como una de las operaciones más importantes contra el crimen organizado en España, con la detención de los que han sido sus máximos exponentes durante los últimos 15 años. Los motivos para sostener esta afirmación radican en que en la misma operación se ha conseguido la detención de al menos cinco de los considerados "intocables" en el panorama de la criminalidad organizada en España. Entre los detenidos figuran los responsables de los mas destacados ajustes de cuentas habidos en Madrid en los últimos años; se ha incautado una importantísima cantidad de sustancia estupefaciente a una organización que en el plazo de casi tres años ha tenido la capacidad de intentar introducir, al menos, cuatro barcos con cocaína desde Sudamérica a España; se ha intervenido una inmensa cantidad de dinero en metálico y una gran cantidad de propiedades a los detenidos; se ha puesto a disposición de la justicia a un prófugo buscado durante muchos años en España y, por último, se ha evitado que importantes causas judiciales no hayan sido obstruidas por estos hampones mediante la violencia o el chantaje.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic