inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de junio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/05/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La deuda financiera de la EMVS quedará amortizada con la inyección de 138 millones en subvenciones
En tan solo 4 años, el patrimonio neto de la empresa ha pasado de los 160 millones de euros a superar en la actualidad los 550 millones de euros

El pasado lunes, 21 de mayo, el Consejo de Administración de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) aprobó una modificación del presupuesto, correspondiente al ejercicio 2018, para su inclusión en el Presupuesto General del Ayuntamiento. Al realizar esta modificación en el Presupuesto, el Ayuntamiento podrá efectuar una aportación económica a la EMVS, lo que le posibilitará amortizar y dejar a cero toda la deuda que tiene actualmente. 

Para ello la EMVS recibirá subvenciones de capital por importe de 138.456.829 euros que destinará a cancelar toda la deuda que mantiene con entidades financieras, proveniente principalmente de deudas hipotecarias contraídas en etapas anteriores. La cancelación de esta deuda supone para la empresa un ahorro en gastos financieros de más de 30 millones de euros (30.474.979 euros), intereses que la ciudad de Madrid tendría que haber pagado desde el 2019 hasta el año 2040, momento en el que finalizaría la amortización de estos préstamos. 

Además, este ahorro va a devolver a la EMVS a una situación de equilibrio financiero que no se producía desde hace más de 20 años, con el consiguiente aumento de presupuesto que se sumará a los 390 millones previstos inicialmente para la construcción de nuevas viviendas públicas en alquiler. 

Francisco López, consejero delegado de la Empresa, ha manifestado su satisfacción por sanear las cuentas y poder dedicar todos sus esfuerzos a generar nuevo patrimonio para ponerlo al servicio de la población madrileña. En este sentido ha señalado que “cuando llegamos nos encontramos una empresa en quiebra, sin liquidez, sin patrimonio y  sin capacidad para generarlo, porque los gobiernos de Gallardón y Botella centrifugaron  deuda del Ayuntamiento a la EMVS, mientras que Carmena ha apostado por ella, inyectando una importante suma de dinero y los suelos municipales necesarios para reactivar la empresa”. 

Prueba de ello es que en tan solo 4 años, el patrimonio neto de la Empresa ha pasado de los 160 millones de euros a superar en la actualidad los 550 millones de euros. Y es que, a principios de legislatura, era una empresa prácticamente en quiebra, con una deuda que superaba los 360 millones de euros (217.812.016  euros a entidades financieras y  149.131.915 euros a otros acreedores). 

 

De riesgo de cierre a situación saneada

La EMVS había sido víctima en legislaturas anteriores de un modelo de gestión “agotado e ineficaz”, según fuentes consistoriales. Se estaba implementando un plan de “viabilidad” que incluía, entre otros aspectos, una significativa reducción de la plantilla y del gasto corriente, así como la venta de gran parte del patrimonio de viviendas en alquiler, lo que suponía, en la práctica, el cierre de la empresa a corto plazo. 

Sin embargo, durante la actual legislatura, la empresa se ha saneado y la política empresarial se ha centrado en la mejora de la gestión, la optimización de los recursos y la ampliación de los programas municipales de vivienda, destinando todo el patrimonio de la Sociedad a dar servicio a los sectores más desfavorecidos de la población de Madrid.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic