inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 16 de enero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/08/2012 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Disminuyen en más del 45% los brotes de intoxicaciones de origen alimentario
Las altas temperaturas del verano y la inadecuada manipulación de los alimentos incrementan el riesgo de intoxicaciones alimentarias

En el marco del Plan de Actividades Programadas en materia de Control Oficial de Alimentos diseñado para 2012, el Ayuntamiento de Madrid tiene previsto realizar más de 20.000 inspecciones y controles en los sectores de la restauración colectiva, comercio minorista y mayorista de la alimentación y transporte de alimentos. Para ello se realizarán más de 5.000 tomas de muestras de alimentos y aguas de consumo para su posterior análisis y 700 auditorías de los sistemas de autocontrol implantados en las empresas.

Un trabajo de control que junto a la aplicación de determinadas medidas higiénico-sanitarias por parte de las empresas ha motivado que durante el primer semestre de 2012 el Ayuntamiento de Madrid haya recibido un 45,5% menos de notificaciones por brotes de origen alimentario, en el sector de la restauración colectiva.

Prevenir las toxiinfecciones alimentarias, enfermedades producidas por la ingestión de alimentos contaminados por microorganismos patógenos o sus toxinas, es especialmente importante en verano, una época en la que las altas temperaturas multiplican el riesgo de padecer esta afección. Una correcta manipulación es la mejor forma de evitar que los gérmenes lleguen a los alimentos.

Aunque sólo una pequeña parte de las toxiinfecciones alimentarias amenazan seriamente la salud de los afectados, estas pueden ser más peligrosas si se trata de niños, ancianos, embarazadas o personas con patologías previas. Generalmente este tipo de afección produce gastroenteritis aguda, casi siempre con náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea, acompañada o no de fiebre.

Los servicios de control oficial de alimentos del Ayuntamiento de Madrid tienen como misión verificar que las empresas del sector alimentario adoptan las medidas necesarias parta garantizar la seguridad de los alimentos que se ponen a disposición de los consumidores, en el ámbito de la ciudad.

Cómo evitar intoxicaciones alimentarias en el hogar

Una intoxicación alimentaria puede prevenirse si se adquieren los alimentos en establecimientos comerciales autorizados, comprobando su buen estado, fecha de caducidad y vigilando que el envase no este dañado. Han de adquirirse los alimentos refrigerados o congelados y los platos preparados al final de la compra, manteniéndolos separados del resto durante su transporte.

En el hogar, la dependencia clave es la cocina. En este espacio se deben extremar las condiciones de limpieza y desinfección, especialmente de los utensilios y superficies en donde se manipulan los alimentos, así como la de los paños y bayetas utilizados. Antes de preparar un alimento es fundamental tener una correcta higiene personal, con lavados frecuentes de las manos con agua caliente y jabón. Para evitar las contaminaciones cruzadas los alimentos crudos deberán almacenarse separados de los ya cocinados y protegidos de cualquier contaminación. Igualmente importante es impedir que los animales de compañía accedan a la cocina.

Hay que elaborar los alimentos con la menor antelación posible a su consumo, no descongelarlos a temperatura ambiente, sino en el horno microondas o en la parte inferior del frigorífico. En ningún caso se aconseja recongelar alimentos.

Durante el verano es especialmente recomendable utilizar salsas y cremas industriales, evitando elaborar salsas caseras con huevo crudo. A la hora de cocinar y recalentar los alimentos, estos deben alcanzar en toda su masa una temperatura superior a los 70 grados centígrados.

Seguir estas recomendaciones preventivas es especialmente importante cuando se trata de alimentos más propensos o de alto riesgo como las carnes, aves, huevos, marisco, arroz cocinado, productos lácteos, platos con pasta cocinada y ensaladas de consumo en crudo; sobre todo si entre sus ingredientes se encuentran salsas, cremas y natas. Ante la sospecha de una toxiinfección alimentaria se ha de acudir de inmediato a un centro sanitario o consultar con nuestro médico, además de contactar con las OMIC (Servicio de Sanidad y Consumo) o con el 010.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic