Flores obligado a comparecer a diario en Madrid y abonar 100.000 euros

0

El empresario Miguel Ángel Flores, principal imputado en el caso del Madrid Arena, ha eludido ir a prisión tras incumplir el pasado jueves la obligación de firmar en el juzgado, pero el magistrado le ha ordenado comparecer a diario y abonar 100.000 euros antes de 72 horas.

Flores ha comparecido ante el Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, que investiga la tragedia en la que murieron cinco jóvenes, por orden del Juzgado número 36, que estaba en funciones de guardia el viernes por la noche y decretó su puesta en libertad tras su arresto unas horas antes.

El empresario fue detenido por orden del magistrado del Madrid Arena, Eduardo López Palop, porque no acudió el jueves a firmar al juzgado sin justificarlo, incumpliendo las medidas cautelares dictadas cuando fue puesto en libertad el 28 de diciembre de 2012.

Pero el nuevo abogado de Flores, José Luis Fuertes, presentó el viernes por la noche un ‘habeas corpus’ ante el juzgado de guardia que, aunque no fue admitido, sí propició que el empresario fuera conducido ante el juez, que le dejó en libertad al no apreciar riesgo de fuga.

Flores explicó que no acudió el jueves al juzgado porque "tenía un episodio de menisco y se encontraba muy mal", pero lo hizo el día siguiente, según su letrado, que ha reconocido que el empresario no había ido a firmar en las fechas fijadas en otras ocasiones, aunque justificándolo, ya que "es una cierta práctica en los juzgados de aquí firmar el día anterior o el día siguiente, algo que además han hecho otros imputados a los que no les ha pasado nada".

Pero por ese incumplimiento hoy el juez ha decretado que el empresario comparezca todos los días ante el juzgado y ha aumentado su fianza en 100.000 euros (de 200.000 a 300.000), que deberá aportar antes de 72 horas, y, de lo contrario, ingresará en prisión.

Cuatro de las cinco acusaciones particulares y Manos Limpias han solicitado que Flores ingrese en prisión, mientras que la Fiscalía ha pedido que comparezca en el juzgado cuatro veces al mes.

Las acusaciones particulares han sostenido que el empresario sí puede fugarse, ya que un informe de la Policía conocido recientemente revela que vendió más de 22.000 entradas para la fiesta de Halloween, lo que le generó altos ingresos, y además podría tener capital oculto en el extranjero.

Sin embargo la defensa de Flores ha incidido en que el empresario no ha pensado en fugarse "jamás en la vida" y de hecho "es el máximo interesado en que se aclare quiénes son los máximos responsables de la tragedia", ya que "el local no cumplía las condiciones para la fiesta".

El letrado ha sostenido que la decisión del juez de aumentar las medidas cautelares de su cliente podría deberse a que en ese informe policial "al parecer se evidencia una posible mayor gravedad en el delito y un menor arraigo económico de Flores en España".

Pero en su opinión las medidas impuestas hoy a Flores "se han basado en la vulneración del principio de la igualdad de las partes y con absoluta indefensión", ya que a él le han facilitado hoy, tras la vista, el informe policial que ya tenían las partes.

De hecho ha criticado que el juez y las partes hayan preguntado al empresario en la comparecencia de hoy por este informe, a pesar de lo cual el empresario ha respondido y "ha aportado detalles sobre sociedades en el extranjero que ya no tienen actividad, y sobre algunas relaciones con familiares en el extranjero".

"El señor Flores conoció el informe por la prensa y lo niega radicalmente", ha aseverado el letrado. José Luis Fuertes ha criticado asimismo que el magistrado López-Palop sabía cuándo ordenó la detención que Flores había ido a firmar unas horas antes, y ha sostenido que no encuentra "explicación alguna" para que tomara esa decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here