inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/11/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El inicio de Madrid Central contenta a Carmena y es minimizado por la oposición
El arranque de Madrid Central ha generado satisfacción en el Gobierno de Manuela Carmena por la reducción del tráfico detectada este viernes sin mediar aún sanciones, mientras que la Comunidad de Madrid y el PP lo han calificado de "parodia" y "fake" minimizando su efecto por la falta de multas y controles de acceso.

En esta primera jornada el Consistorio detecta una reducción del tráfico de entre un 20 y un 50 % en la zona de bajas emisiones -472 hectáreas en el centro- y en las zonas colindantes, donde según ha podido comprobar Efe ha habido normalidad circulatoria, con las aglomeraciones habituales en los bulevares.

A primera hora, en una entrevista en Cadena Ser, Carmena ha asegurado que "la medida va fluyendo como se esperaba" y ha celebrado que se viesen "muchos taxis" en este "cinturón", donde de forma general solo deben circular, además del transporte público, los residentes y sus invitados, coches poco contaminantes (etiquetas Cero Emisiones y Eco) y vehículos B y C que acudan a aparcamientos.

Con Madrid Central, la capital da un "paso necesario" en la batalla por garantizar la salud, ha defendido la alcaldesa en un acto en la plaza Pedro Zerolo tras recorrer Gran Vía rodeada por sus ediles, que han celebrado la responsabilidad ciudadana ante esta medida, una "palanca" en el cambio hacia una movilidad limpia con más espacio para autobuses, bicicletas y peatones.

Sin embargo, esta medida debe pasar el filtro de los tribunales, pues tanto el grupo municipal del PP como la Comunidad de Madrid la han recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia. El TJSM tratará estos recursos la semana próxima, después de que ayer decidiese no frenar de forma cautelarísima la entrada en vigor de Madrid Central, como le pidió Automovilistas Europeos Asociados.

El inicio de Madrid Central, que el Gobierno de Ángel Garrido pidió frenar, es para el presidente madrileño una "parodia". A juicio del jefe del Ejecutivo regional se ha puesto en marcha "el no Madrid Central (...) es exactamente la misma situación que ayer, en la que teóricamente ciertos vehículos no pueden circular por Madrid Central, pero circulan todos", ha asegurado.

De forma similar, el portavoz del PP en el Consistorio, José Luis Martínez-Almeida, considera el arranque un "fake" porque no hay multas ni policías que impidan el acceso. Según el edil del PP Carmena quiere la "foto" pero no las "consecuencias". Además, el alcalde de Alcorcón, el 'popular' David Pérez, ha comparado Madrid Central con la construcción del Muro de Berlín, asegurando que "a los comunistas les gusta mucho levantar muros e impedir a la gente moverse libremente".

Desde Ciudadanos, su portavoz en el Consistorio, Begoña Villacís, cree que la medida "no es para ser apocalíptico" porque los madrileños suelen "sobrevivir a todo", aunque la considera un "parche que no es efectivo" en la lucha contra la contaminación, ya que tráfico no se eliminará sino que se desplazará.

Ausente en el acto de presentación, aunque la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha agradecido su apoyo, el PSOE-M ha calificado Madrid Central como una "buena medida", pese a que el secretario general en la región, José Manuel Franco, pidió retrasar su inicio, después de que el grupo municipal hubiese presionado para acelerar su estreno, demorado en varias ocasiones.

Franco ha confiado este viernes en lograr un "acuerdo amplio" con las "partes" que se consideran "maltratadas" -comerciantes o transportistas- mientras que la portavoz socialista en el Consistorio , Purificación Causapié, ha asegurado que "ha habido ciertos mensajes de alarma", que, ha subrayado, no provenían de los socialistas.

Por su parte, las cerca de 80 entidades agrupadas en la Plataforma de Afectados califican de "humo" el arranque y critican que el Ayuntamiento no tramite hasta enero los nuevos permisos, mientras que los transportistas han mostrado "alarma" y han asegurado que las restricciones les impiden cumplir sus compromisos de entrega.

Con un perímetro marcado con una doble línea roja, Madrid Central tendrá controles manuales y aleatorios hasta enero, cuando arrancarán dos meses de control automatizado -cruzando matrículas- y con avisos pero no multas, que no tienen una fecha cerrada -no habrá sanciones "hasta que no esté todo bien testado", ha dicho hoy Carmena- pero se esperan para el mes de marzo.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic