Inspeccionan los artículos y juguetes para los más pequeños

0
image.jpg

Nueve inspectores del Instituto Municipal de Consumo del Ayuntamiento de Madrid visitarán hasta finales de año un total de cien establecimientos, para controlar artículos de diverso tipo para niños menores de tres años. El objetivo es comprobar el cumplimiento de los requisitos legales establecidos en cuanto a la seguridad de los productos y a la información facilitada al consumidor.

Los artículos afectados por esta campaña son los denominados de puericultura ligera, como chupetes, broches y cadenitas para chupetes, utensilios para la alimentación y bebida del bebé, tales como biberones, tetinas, vasos de aprendizaje, cubiertos y vajillas infantiles. También se inspeccionarán juguetes destinados a niños menores de 3 años, como sonajeros y colgantes. Se calcula que se controlarán 1.500 productos.

Los aspectos a revisar son varios: se verificará que los artículos puestos a la venta sean seguros y cumplan todos los requisitos establecidos por ley en materia de seguridad, así como que contengan información preceptiva sobre riesgos para la salud y seguridad del consumidor.

Se comprobará que no pertenezcan a algún lote o remesa de productos incluidos en Red de Alerta, que presentan etiquetado en castellano y que en éste constan todos los datos e información legalmente exigidos con caracteres visibles, indelebles y fácilmente legibles.

También pasarán revisión los establecimientos en los que se comercializan, comprobando que éstos tienen documento acreditativo que les autoriza para el ejercicio de la actividad. Se verificará que la publicidad y cláusulas exhibidas en ellos  no inducen a error al consumidor y respetan sus derechos, y que los precios de los artículos expuestos en el interior del local o en el escaparate se exhiben correctamente. 

También se verificará que se admite el pago con tarjetas de crédito o débito, tal y como esté anunciado, que se entrega al consumidor documento justificativo del pago y que éste incluye, como mínimo, la identidad personal o social y fiscal del proveedor, la cantidad abonada, el concepto y la fecha de la compra.

Por último, los inspectores verán si el comerciante tiene a disposición de los clientes las hojas de reclamaciones y si se anuncia su existencia, mediante cartel ajustado al modelo oficial, de modo permanente y visible al público./ 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here