inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 23 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/03/2012 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Lissavetzky: “El Ayuntamiento manipula las estaciones de control de contaminación”
21 de las 24 estaciones están situadas en las proximidades de parques, zonas verdes o rodeadas de árboles

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha denunciado hoy que 15 de las 24 estaciones de la Red Municipal de Control de la Contaminación Atmosférica están situadas en zonas con bajo nivel de tráfico, con una densidad media inferior a 5.000 vehículos diarios. Además, 21 de ellas –un 87,5% del total- se ubican en las proximidades de zonas verdes, lo que contribuye a “maquillar” las mediciones.

Lissavetzky ha destacado que sólo cinco estaciones de medición se ubican en zonas de alta densidad de tráfico con niveles superiores a los 30.000 vehículos diarios. El resto, otras cuatro, se emplazan zonas de tráfico medio (entre 5.000 y 30.000 vehículos/día).

En concreto, las estaciones situadas en zonas con una densidad de tráfico baja son Plaza del Carmen, Arturo Soria, Villaverde, Farolillo, Casa de Campo, Barajas Pueblo, Méndez Alvaro, Castellana, Retiro, Ensanche de Vallecas, Urbanización Embajada, Sanchinarro, El Pardo, Parque Juan Carlos I y Tres Olivos. Por el contrario, las que se ubican en puntos con una alta densidad de tráfico son Plaza de España, Escuelas Aguirre, Ramón y Cajal, Plaza Castilla y Fernández Ladreda.


El actual mapa de estaciones de mediciones se complementa, según explica el concejal, con el hecho de que la mayoría de ellas se ubican en las proximidades de parques, zonas verdes o rodeadas de árboles. En concreto, 21 de las 24 que componen la red. “Elegir este tipo de ubicación distorsiona las mediciones porque los sensores de las estaciones situadas en zonas arboladas registran menores índices de partículas de suspensión y dióxido de nitrógeno que las existentes en el entorno. Ofrecen, por tanto, cifras de contaminación menores que las reales”, ha señalado el portavoz socialista.

Para Lissavetzky, estos datos permiten concluir que la alcaldesa de Madrid mantiene una red de medición de la contaminación atmosférica “tramposa”, que no refleja “en absoluto” la situación real de la polución en la ciudad. “Es evidente que si las estaciones midieran la contaminación generada por el tráfico y estuviesen situadas en zonas urbanas representativas, las cifras de polución estarían un 20% por encima de las actuales. Ofreceríamos a Bruselas unos datos sonrojantes, pues las mediciones podrían superar los 60 microgramos/m3 de dióxido de nitrógeno en media anual”. El límite marcado por la Unión Europea se sitúa en los 40 microgramos.

El portavoz del PSOE considera que la ubicación de las estaciones no tiene en cuenta la Directiva 50/2008 de Calidad del Aire, cuyo anexo III estipula que la ubicación de los puntos de muestreo y medición de la contaminación deben estar situados “dentro de zonas y aglomeraciones donde se registren las concentraciones más altas a las que la población puede hallarse expuesta".
Lissavetzky espera que el equipo municipal “muestren una mayor seriedad y rigor en materia de información sobre los niveles de contaminación atmosférica en Madrid. Es lamentable que la mayor y casi única aportación de Ana Botella al medio ambiente madrileño haya sido maquillar las cifras de la contaminación en la ciudad”, ha añadido.

Nuevo suspenso en febrero
Lissavetzky ha subrayado que, a pesar de las “trampas”, la red sigue confirmando “el suspenso del Ejecutivo Municipal en la gestión de calidad del aire”. En el paso mes de febrero, 21 de las 24 estaciones superaron los 40 microgramos/m3 permitidos por la normativa europea. Sólo cumplieron con lo regulado las de Casa de Campo, El Pardo y el Parque Juan Carlos I, todas ellas ubicadas en zonas con baja densidad de vehículos.

En cambio, la estación con más contaminación en febrero sí se ubica en una zona con alta densidad de tráfico rodado: Fernández Ladreda, cuya estación registró 77 microgramos/m3. Le siguió el punto ubicado en el Barrio del Pilar, con 66.

Si los datos siguen en la misma línea en los próximos meses, “el dióxido de nitrógeno en Madrid superará en 2012 los 45 microgramos/m3 y seguirá infringiendo la normativa”, ha pronosticado Lissavetzky.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic