Lissavetzky considera que Botella hace una aplicación “a raja tabla” de los recortes de Rajoy

0

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, considera que la regidora de la capital, Ana Botella,  “traduce al madrileño y a raja tabla” los recortes de Rajoy. “Y lo hace, además, mal ya que el Real Decreto no obliga a despidos. Si Botella despide, es su responsabilidad”, ha añadido. Lissavetzky insta a la alcaldesa a emplear los 50 millones de ingresos que se obtendrán en la aplicación de los recortes para compensar a los trabajadores, cumpliendo total o parcialmente el convenio colectivo que firmó con ellos su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón, el pasado mes de diciembre.

Según ha explicado el portavoz del PSOE, la propia Botella ha cuantificado en 90 millones la retención de las pagas extra de Navidad a los empleados municipales. Si se resta a este importe los 40 millones que supondrá la subida del IVA a las arcas del Ayuntamiento, quedan 50 millones de euros.  Lissavetzky quiere saber a qué se dedicará esta partida y propone el modelo andaluz que ha impulsado el presidente de la Junta, José Antonio Griñán: que se destine todo o, al menos una parte, a compensar la pérdida salarial del personal público cumpliendo lo pactado con los representantes sindicales hace poco más de medio año.

“No diciendo a qué se destinarán esos 50 millones, Botella evidencia su falta de sensibilidad. Le animo a que actúe pensando en los trabajadores y que se siente con los sindicatos”, ha apuntado.

El edil socialista sostiene que la alcaldesa de Madrid aplica “a raja tabla” los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. Y, a pesar de que el pasado 28 de marzo negó en sede plenaria la posibilidad de despidos, ya “ha amenazado” con una reestructuración del sector público y sigue sin aclarar el futuro del personal del Consistorio. “El Decreto sólo abre la puerta a reducción de plantillas. Si Botella despide es porque quiere. Esperamos que aclare este extremo en el próximo Pleno”.

Mientras, a juicio del portavoz socialista, persisten “la incertidumbre y la angustia” fruto de la política “errática” del equipo municipal. “A un madrileño le cuesta más vivir en Madrid, no sólo por las medidas impulsadas por Rajoy, sino por las que ha impuesto Botella. Ya se han anunciado subidas en los precios públicos y es previsible que sigan en la misma línea. Más de lo mismo, pero corregido y aumentado”, ha señalado.

“Hoy no parece un buen día ni para los empleados municipales, ni para el conjunto de los madrileños”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here