Madrid, la ciudad más inteligente.

0
pw_ArranzCiudadesInteligentes_1.jpg

La Ciudad de Madrid se sitúa junto con Málaga, Barcelona, Santander y San Sebastián en el top 5 del ranking de ciudades españolas "inteligentes" por el grado de implantación tecnológica. Así lo revela el estudio que ha realizado la consultora IDC y que ha presentado hoy el  director general de Innovación Tecnológica, Alejandro Arranz. "Hoy -subrayó Arranz- los municipios tienen a su alcance múltiples factores que les permiten avanzar hacia la ciudad inteligente, entendida no sólo como la incorporación de tecnología, sino de usarla para innovar y producir cambios sustanciales en el comportamiento de quienes habitan la ciudad".

A la presentación han acudido también los patrocinadores del estudio -BBVA, Ferrovial Servicios, IBM, Microsoft, Sage, Telefonica y Urbiotica- y representantes de los ayuntamientos de Santander y Málaga, quienes junto con los de Madrid, expusieron diversos casos de éxito de implantación de estas tecnologías en sus respectivas ciudades. Por ejemplo, Málaga ha sido pionera en materia de smart grids y Santander realizará en los próximos años un gran proyecto de sensorización de la ciudad.
 
IDC ha analizado las ciudades españolas de más de 150.000 habitantes, 44 en total, determinando el grado de desarrollo de variables como la sostenibilidad medioambiental, el uso eficiente de la energía, la calidad del transporte o la implantación de la administración electrónica. A partir de estos datos se elabora un índice sintético que mide el grado de implantación de estas tecnologías en las grandes urbes nacionales. "El concepto de ciudad inteligente -puntualizó Arranz- no puede ser tan amplio que disperse nuestros esfuerzos, ni tan reduccionista que termine excluyendo propuestas innovadoras. Una ciudad inteligente ha de acoger iniciativas de muy diverso origen, de forma inclusiva y compartida, que tengan el potencial de cambiar nuestro modo de vida de forma constructiva".
 
El estudio de hoy ha de servir, en palabras de Arranz, para definir "una hoja de ruta que nos lleve a mejorar nuestras ciudades, aprovechando para ello, las experiencias positivas de la implantación de estas tecnologías en las ciudades más punteras. No es infrecuente que los gobiernos locales vayamos por delante de otras administraciones en la búsqueda de soluciones creativas a los problemas".
 
Avanzar hacia la ciudad inteligente
Arranz constató la importancia de avanzar en el objetivo de conseguir una ciudad inteligente. Primero porque se dota a las urbes de herramientas que permitan a las administraciones públicas prestar los servicios de forma eficiente y a las empresas mejorar su competitividad favoreciendo así un desarrollo sostenible.  En segundo término porque se activa el desarrollo tecnológico y la innovación empresarial en el seno de las ciudades. "Y tenemos que ser conscientes – advirtió- de que gran parte del futuro de la empresa española pasa por ser capaz de liderar ese cambio y proyectarlo hacia el exterior para ganar capacidad exportadora".

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here