Magdeburg

0
magdeburg.jpg

Rosa parece  ser el color dominante de la ciudad alemana de Magdeburg, la capital de Sajonia-Anhalt. No en balde, algunos de sus más emblemáticos edificios están diseñados por el artista-arquitecto Hundertwasser en los que predomina  su rosáceo color y una original arquitectura que podríamos calificar de estilo “gaudisiano”. Se trata de unos edificios de línea irregular, poco rectilíneos y  de visión giratoria. Algunos árboles salen sorprendentemente de las ventanas abiertas. A ningún visitante deja indiferente esta espectacular arquitectura.

Arthotel Magdeburg, por ejemplo, es un hotel ubicado en la atractiva ciudadela (Die Grune Zitadelle) y uno de los edificios más emblemáticos diseñado por Hundertwasser. Pero hay otros  muy interesantes del mismo arquitecto como el gimnasio Wittenberg o la estación de tren en Uelzen. Estos edificios contrastan con los de su alrededor, pero reflejan la pulsión placentera de la naturaleza humana por la creatividad al alejarse de la norma.

La ciudad de Otto

Pero, obviamente, Magdeburg no es sólo la obra de Hundertwasser. En su corazón urbano se encuentra el Alter Markt (Mercado antiguo), centro de comercio desde los inicios de la Edad Media. En esta plaza se instala también el Mercado de Navidad, que ofrece las increíbles delicias de la región. Si te gusta la cerveza negra, aprovecha para tomarla en ese entorno. Pídela así: “Schwarz bier”. Muy cerca se hallan la Iglesia de San Pedro y la suntuosa  Catedral. Magdeburg, así como toda su región, sorprende a los amantes de la cultura y de la naturaleza por igual. Uno de los museos imperdibles es el de Otto von Guericke, dedicado a su alcalde y sus célebres inventos, cuyos experimentos e históricas réplicas de aparatos pueden verse en Schleinufer1. Otros interesantes museos son el Kunst (arte moderno)  y el de la Ciudad El Teatro de Ópera, por su parte, ofrece musicales, ópera y ballet (Universitätsplatz, 1)

Nadie debería perderse el crucero por el río Elba, cuyo recorrido brinda una original perspectiva de la silueta de la ciudad. Ni la visita al Jardín Zoológico (800 animales y la gran sabana natural para rinocerontes negros, monos, cebras y jirafas) . O al parque Herrenkrug, con senderos para caminatas, hipódromo, restaurante, y hotel. Por cierto, para alojarse en Magdeburg nada como hacerlo en el Maritim  Hotel (Otto-von-Gericke-Strasse 87; tel. 49(0)391 5949-861). Excelente en todos los sentidos.

Más info:  Oficina Alemana  de Turismo. c/. San Agustín, 2-1º dcha. 28014 Madrid. Tel. 914 293 551; www.germany.travel. www.franciscogavilan.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here