Los maquinistas, nuevamente en huelga por los casos de amianto

0
foto5 (2).JPG

“Con la nueva convocatoria de paros tratamos de denunciar la mala gestión llevada a cabo por la Comunidad de Madrid y por Metro de Madrid en el caso del amianto, un problema del que la empresa ya tenía constancia años atrás”.

Los paros que se han notificado a la empresa,  se llevarán a cabo el próximo 9 de marzo, el 13 de marzo -coincidente con la huelga de los maquinistas de Renfe- y el 15 de marzo, siempre y cuando la asamblea del S.C.M.M, que se celebrará el próximo lunes 5 de marzo, lo ratifique.

Metro de Madrid y la Comunidad de Madrid han de tomar decisiones tras la última inspección de trabajo en la que se ha destapado el caso del amianto, así como los trabajadores afectados por la asbestosis y los futuros trabajadores que pudieran desarrollar esta patología. Cabe destacar que la empresa ya tenía conocimiento de la detección del amianto, así como de medidas de prevención a la exposición de dicha sustancia frente a los usuarios y trabajadores de las que hizo caso omiso.

El S.C.M.M recuerda que el señor Carabante tachó las pasadas huelgas de `cabezonería´ por parte de los maquinistas cuando estos trataban de pedir un estudio de seguridad e higiene que analizase las condiciones laborales de todos los trabajadores del suburbano madrileño para que la Seguridad Social pudiese certificar las enfermedades derivadas de su puesto de trabajo y que les acreditarían como Maquinistas de Tracción Eléctrica.

El 9 de marzo, día en el que se tiene previsto el comienzo de los paros convocados este mes, se celebra también la Asamblea de Madrid. Allí Borja Carabante, responsable actual de los problemas de la empresa, se someterá a las preguntas de los asistentes sobre su gestión en Metro Madrid y su falta de diligencia. Hasta la Asamblea de Madrid acudirá el Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid con la intención de hacer una concentración organizada para pedir destituciones y nuevas personas a cargo de Metro de Madrid que se comprometan a poner fin al conflicto del amianto y a proponer soluciones tanto para los trabajadores como para los usuarios.

Las negligencias efectuadas dentro del suburbano madrileño han dado como resultado graves enfermedades diagnosticadas e irreversibles en algunos trabajadores, un número que podría aumentar de no tratar con la seriedad que requiere tanto el tema del amianto, como otras sustancias nocivas que pudieran existir dentro del metro de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here