Muere una joven embarazada en extrañas circunstancias

0

Una joven de 20 años embarazada de 5 meses, de nacionalidad marroquí, murió el pasado 21 de marzo en el hospital Universitario de Móstoles tras presentarse en el centro sangrando por vía ginecológica y con fuertes dolores abdominales, según informaron diferentes fuentes conocedoras del caso.
 
La situación de la joven derivó en parada cardiorespiratoria irreversible, tras lo cual, los facultativos realizaron un parte de lesiones tan pronto como tuvieron sospecha de "causas no naturales en el cuadro clínico" que pudieran haber originado el fallecimiento de la mujer. El parte fue remitido a continuación a las autoridades judiciales, las cuales han ordenado la autopsia del feto y de la joven puesto que se sospecha que la víctima hubiese intentado practicar un aborto casero.
 
Según el centro sanitario, "el hospital actuó en todo momento correctamente tanto desde el punto de vista asistencial y clínico como desde el punto de vista legal". Sin embargo, la Asociación del Defensor del Paciente ha remitido un escrito al fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, solicitando la apertura de una investigación de oficio y la depuración de responsabilidades por lo que entiende es una presunta negligencia médica.
 
La familia de la chica asegura que la joven acudió a Urgencias por dolores y pérdida de líquido e "incomprensiblemente" le mandaron a casa a "esperar", pero una vez en su domicilio empeoró y, tras llamar a la enfermera, ésta le dio calmantes. "Entonces le da una parada y es cuando acuden los médicos, ingresan a la paciente en la UVI, esta queda en coma y fallece", continúa el escrito remitido a Moix.
 
El centro niega los hechos y afirma que actuó "correctamente" tanto desde el punto de vista asistencial, clínico y legal y desmiente en todos y cada uno de los puntos las acusaciones vertidas por la asociación de pacientes. En este sentido, recrimina a esta asociación la absoluta falta de rigor y convertir un caso de desgracia social en una noticia que intenta manipular la calidad del servicio público.
 
Así, el hospital asegura que es falso que la paciente acudiera a urgencias por dolores y pérdida de líquido, como denuncia la asociación. "Es falso que volviera a ingresar y tuvieran que sacarle el bebé y le enviaran a la habitación. Es falso que empeorara y solo acudiera una enfermera con calmantes y es falso que le diera una parada y entonces sí que acudieran los médicos y la ingresan en la UVI", concluyó el hospital.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here