100.000 madrileños preparados para actuar ante un paro cardiaco

0

Gracias a los cursos de formación que en los últimos años ha impartido SAMUR-Protección Civil, más de cien mil madrileños están preparados para actuar correctamente ante una víctima que sufre un paro cardiaco. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ha participado en las actividades organizadas en Conde Duque con motivo del Día Europeo de Concienciación contra el Paro Cardiaco, ha insistido en la importancia de que los ciudadanos conozcan las técnicas de reanimación básica. Por una razón vital: la supervivencia en la ciudad de Madrid de quienes reciben asistencia precoz antes de la llegada de los servicios de emergencia es del 21,77% frente al 11,88% que no recibe esta ayuda. Y otro dato: intervenir dentro de los cuatro primeros minutos aumenta un 50% las posibilidades de supervivencia. 

Según datos del Consejo Español de Resucitación, cada día en Europa se producen mil muertes por paro cardiaco, cien de ellas en España. “Se ha comprobado que intervenir en los primeros minutos marca la diferencia”, señaló la alcaldesa, que ha explicado que desde enero de 2012, cuando comenzó el registro de la presencia de primeros respondientes –es decir, las primeras personas que participan en la atención a un lesionado o un herido–, en cuatro de cada diez casos (39,7%) de parada cardiaca atendidos por SAMUR-Protección Civil han sido los ciudadanos quienes han realizado la reanimación básica: el 25,9% de ellos, policías municipales o nacionales, y el 21,3%, personas sin relación con el paciente pero que pasaban por allí en ese momento.

Por eso, Ana Botella anima a todos los vecinos a asistir hoy a las prácticas de resucitación cardiopulmonar planificadas por SAMUR-Protección Civil en colaboración con las Juntas de Distrito. Son gratuitas y se imparten hoy miércoles desde las nueve y media de la mañana hasta las ocho de la tarde. “Hablamos de impartir 168 horas de formación en un solo día y estimamos que se capacitará a 4.500 personas”, concretó. Esta práctica de formación se denomina Curso de Alertante y Primer Respondiente, y sólo en el primer semestre de este año cerca de 26.000 madrileños se han preparado para poder actuar correctamente ante un paro cardiaco.

Cadena de la vida’

“Estas medidas y técnicas forman parte de la denominada ‘cadena de la vida’: identificar el problema, alertar al 112, iniciar maniobras de reanimación cardiopulmonar inmediata, apoyo de los servicios de urgencias y traslado al centro hospitalario”, resumió la alcaldesa. “Estamos pues –añadió– ante unos magníficos datos que han sido posibles gracias a la labor de los profesionales y voluntarios del SAMUR-Protección Civil, que prestan un servicio de una enorme calidad, y lo hacen con un loable espíritu de servicio a los demás”.

Recordó que este servicio obtuvo en 2012 los mejores resultados asistenciales de su historia “en aquellos términos que configuran el sentido fundamental de su existencia, como los referidos a las índices de supervivencia en las patologías más críticas”. Pero además, en ese año, fue el servicio público más valorado por los ciudadanos de Madrid en la macroencuesta que realiza la Dirección General de Calidad del Ayuntamiento.

“Con su esfuerzo y dedicación –concluyó al alcaldesa– el SAMUR contribuye cada día a prevenir la mortalidad por paro cardiaco en nuestra ciudad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here