El 9% de las empresas madrileñas han cerrado por la crisis

0
dinero-como-diversificar-negocio-460x345-la[1].jpg

La Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía acaparan más de la mitad de las empresas desaparecidas en los dos últimos años, mientras que sólo el 9% de las empresa madrileñas han cerrado por la crisis, según el informe ‘Iberinform’ elaborado por Crédito y Caución. En las dos últimas los cierres están en línea con su peso en el tejido empresarial, pero la Comunidad Valenciana ha presentado una destrucción empresarial especialmente intensa, ya que concentra menos del 12% de las empresas españolas y casi el 21% de los cierres.

El caso contrario es el de Madrid, con menos del 9% de las empresas cerradas durante la crisis, cuando la Comunidad concentra casi el 20% de las empresas españolas. En cuanto a sectores de actividad, las empresas pertenecientes a los sectores de servicios y construcción han sido las más perjudicadas. En total, representan cerca del 80% de las empresas desaparecidas en los años de la crisis.

En el lado opuesto se encuentran las empresas de los sectores financiero, agricultura y energía, que acumulan únicamente un 2,3%  del total de las desaparecidas. Según el informe, el momento crítico para la supervivencia empresarial se concentra en los cinco primeros años de actividad, durante los que desaparece una de cada dos compañías. El efecto, históricamente, es especialmente intenso el primer y segundo año y se va moderando paulatinamente.

Más del 60% de las empresas que han cerrado durante la crisis económica tenían menos de diez años de actividad, una destrucción del tejido empresarial que ha sido especialmente intensa en sociedades fundadas en 2003, 2004 y 2005, según el informe ‘Iberinform’ elaborado por Crédito y Caución. Sin embargo, el análisis de los datos de los cierres de 2009 y 2010 sugiere que el periodo crítico de supervivencia se ha extendido a empresas que habían superado ya la frontera del quinto año.

El 38% de los cierres empresariales de este periodo se concentra en empresas con una antigüedad entre los 5 y los 10 años y un 33% adicional entre empresas con una antigüedad entre los 10 y los 20 años.  Las empresas que mejor han resistido los efectos de la crisis son aquellas con más de 20 años de antigüedad, que representan sólo el 6% de los cierres registrados en 2009 y 2010.

El director comercial de Iberinform, Ignacio Jiménez, consideró que "el estudio confirma que la gestión del riesgo cliente en empresas creadas recientemente debe ser muy minuciosa, porque son las más sensibles a las crisis económicas".
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here