Patinetes y perros sueltos podrán subir a los autobuses de la EMT

0
Invidente Perro Guia.jpg

El nuevo texto permite la posibilidad de viajar con perros y otras mascotas “por su propio pie”, sin necesidad de usar trasportín, como sucede actualmente, siempre que el propietario disponga de una tarjeta específica de autorización expedida por la EMT. Los perros deberán viajar sujetos con correa y con bozal, y tendrán que estar tumbados bajo el asiento que ocupe su propietario o acompañante, en la parte delantera del autobús, según el nuevo reglamento que todavía debe pasar por el Consorcio Regional de Transportes y por la Consejería de Transportes madrileña.

El acceso al autobús con perros estará limitado a uno por vehículo y se permitirá todos los días de la semana, excepto los laborables entre las 7:30 y las 9:00 horas y entre las 16:30 y las 19:00 horas, según ha detallado la EMT en una nota de prensa. También se podrá acceder al autobús con patinetes, patinetes eléctricos, monopatines y vehículos similares, siempre que tengan un tamaño y características “que no supongan molestias o peligro para los otros viajeros”, y que vayan “debidamente protegidos” o plegados.

No obstante, solamente se permitirá uno de estos vehículos a bordo, según han subrayado. En cuanto a las personas ciegas, se igualarán los derechos de aquellos afectados por “ceguera legal” y los de aquellos que sufren “ceguera total”; y se facilitará el uso del autobús a personas ciegas y otros viajeros con “diversidad funcional” que precisen la asistencia de perros guía o de compañía.

En relación con mochilas, maletas, bolsos de viaje o bolsas de la compra, el nuevo reglamento incide en la necesidad de que no superen el tamaño equivalente a un “equipaje de mano” y de llevarlos “debidamente sujetos”, pudiendo portar únicamente un bulto por persona.

Por último, en el documento se amplía las formas de pago, de forma que a partir de ahora se podrá abonar el precio del billete sencillo mediante dispositivos móviles, tecnologías sin contacto, tarjetas bancarias o sistemas análogos, cuando estos medios estén disponibles a bordo de los autobuses, según ha precisado la EMT.

En cuanto al pago con moneda fraccionaria, se especifica que los usuarios que no dispongan del importe exacto deberán aportar una cantidad no superior a cuatro veces el precio del billete. El reglamento también contempla los posibles usos indebidos de la Tarjeta de Transporte Público (TTP), facultando al personal de EMT y del Consorcio a retirar el título si el portador de la tarjeta no es el mismo que el titular, si se detecta una alteración o manipulación de su identidad, o si la tarjeta no es válida para su utilización.

A renglón seguido, el reglamento advierte de que viajar sin tarjeta o sin billete a bordo trae consigo una sanción de un importe igual al resultado de multiplicar por 20 el coste de la tarifa de un billete sencillo. Por último, desde la EMT subrayan que el texto se ha redactado con lenguaje inclusivo, para “fomentar la igualdad de género y eliminar así cualquier tipo de discriminación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here