El Pleno aprueba el Plan de Ajuste en Madrid

0

Una reducción progresiva de los tributos que más incidencia tienen en las rentas familiares (tasa de basuras, Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, plusvalía e IBI), y un plazo medio de pago a los proveedores de 30 días principios de 2014 frente a los 90 actuales (a 30 de septiembre). Estos, junto a un nuevo calendario de gestión del endeudamiento, son los grandes objetivos de la modificación del Plan de Ajuste 2012-2022, aprobado hoy por en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid. A partir del 1 de enero, el plazo medio de pago a los proveedores será de 30 días. Además, comenzará una progresiva rebaja fiscal con la reducción del 12% de la tasa de basuras como primera medida.

Reequilibrar las cuentas

La adhesión del Ayuntamiento al nuevo plan de pago a proveedores puesto en marcha por el Gobierno central, y el cumplimiento del Plan de Ajuste que permitió en 2012 equilibrar las cuentas y mejorar la capacidad de pago, así como reducir a la mitad los plazos de pago a proveedores, han hecho posible la modificación del Plan de Ajuste aprobada hoy por el Pleno.

En línea con el objetivo fundamental de reequilibrar las cuentas, el Gobierno municipal se fijó dos prioridades: reducir los impuestos en cuanto fuera posible y ponerse al día en el pago a los proveedores. La modificación del Plan de Ajuste hace realidad ambas. Las dificultades económicas a las que se ha enfrentado España en los últimos años obligaron al Consistorio a posponer temporalmente ese compromiso y centrarse en el objetivo prioritario de acabar con el déficit, que ahora permite comenzar a bajar los impuestos.

En 2012, el Gobierno de la Ciudad puso en positivo todas las grandes cifras del presupuesto, obtuvo superávit, logró un remanente de tesorería de 4,3 millones de euros y redujo a la mitad los plazos de pago a los proveedores. En 2013 se ha consolidado ese esfuerzo, que ahora se traduce en que desde el 1 de enero el plazo medio de pago a los proveedores es de 30 días y en una progresiva rebaja fiscal que comenzará con la reducción del 12% de la tasa de basuras.

Rebajas fiscales

Los ciudadanos son los primeros beneficiarios de este paquete de medidas que afecta a la reducción de la carga fiscal municipal de manera progresiva. En 2014 y, gracias al menor coste que supondrá el nuevo contrato integral de retirada de residuos sólidos, verán reducida la tasa de Basuras en un 12%. Otra medida es que a mediados del próximo año, se recuperan los beneficios fiscales aplicables a las transmisiones mortis causa en el impuesto de plusvalía de las viviendas habituales.

Un año más tarde, en 2015, se beneficiarán de una rebaja del 10% en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

Ya en 2016, sentirán de forma más notoria la incidencia positiva de la rebaja fiscal, al reducirse el 5% el tipo del Impuesto de Bienes Inmuebles. Esta medida, unida a la desaparición del recargo estatal, implicará un descenso del 9% para los inmuebles afectados por dicho recargo. Desde ese año y hasta 2023, el IBI se congelará al nivel de 2014.

La rebaja de 2016 será de unos 35 euros de media, pero lo más importante es la congelación posterior, anulando, vía rebaja del tipo, el aumento de la base liquidable que deriva de la ponencia de valores. Es decir, si no se rebajase el tipo desde 2017, una vivienda que tuviera que pagar 523 euros de IBI, abonará –con la rebaja de tipos propuesta– 370 euros en 2022, es decir 153 euros menos.

Madrid Tax Free

Todas estas medidas se suman a la iniciativa Madrid Tax Free y a la bonificación del 95% del ICIO, que recoge una serie de ventajas fiscales para incentivar la actividad empresarial. Dirigida a todas las empresas que se hayan constituido desde enero de 2011 y todas las que lo hagan a partir de ahora, permitirá que vuelvan al bolsillo de quienes lo soliciten una serie de impuestos: el de Vehículos de Tracción Mecánica, tasa de basuras, paso de vehículos y los costes derivados de la tramitación de las licencias urbanísticas, ya sean precio privado o tasa. También será reintegrable la tasa de reserva de aparcamiento en el caso de las empresas concesionarias y usuarias de los mercados.

Reducción del plazo de pago a proveedores

En marzo del pasado año, el Ayuntamiento se adhirió al primer mecanismo de pago a proveedores y aprobó el Plan de Ajuste 2012-2022, que preveía pagar a 30 días a finales de 2014. “El Gobierno –en palabras de la delegada de Hacienda, Concepción Dancausa– nos ha dado ahora la posibilidad de adelantar este objetivo y por eso nos hemos acogido al nuevo Plan de Pago, aprobado el pasado mes de junio”. El Ayuntamiento se adelanta así a las previsiones y comenzará a pagar, como establece la Ley de Morosidad, a una media de 30 días a 1 de enero de 2014. Un avance particularmente significativo, si se tiene en cuenta que a principios del pasado año, el tiempo medio de pago se situaba en 250 días, reducido ya a los 90 actuales.

Refinanciación de la deuda

La revisión del Plan de Ajuste incluye también un nuevo calendario de gestión delendeudamiento, derivado del Plan de Reducción de Deuda 2013-2018. Esta revisión es posible de acuerdo con la Ley General de Presupuestos del Estado 2013, que permite a las entidades locales refinanciar créditos a largo plazo, concertados antes de la entrada en vigor del Decreto-Ley 4/2012 y cuya finalidad sea siempre la disminución de la carga financiera, la ampliación del periodo de amortización o la minoración del riesgo. En el caso del Ayuntamiento madrileño, la necesidad viene marcada por tres factores: la sectorización de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS); el Plan de Reestructuración del Sector Público, y el Plan de Pago a Proveedores.

Respecto al Plan de Reestructuración del Sector Público, hay dos actuaciones que inciden directamente en el plan. En primer lugar la disolución de MADRIDEC y la subrogación del Ayuntamiento a su deuda financiera, cifrada en 265,62 millones, y los 233 millones que supondrá el Plan de Viabilidad de la EMVS. Asumir esas cifras, más los 350 millones en los que se estiman los créditos a formalizar para afrontar el pago a los proveedores, va a suponer un incremento de 849 millones de euros en el calendario de vencimientos del Ayuntamiento. Puesto que esos vencimientos de deuda subrogada no están incluidos en los presupuestos de los dos próximos años, “es necesario recurrir a la refinanciación y eso supone alargar los plazos de vencimiento”, explicó Dancausa.

La deuda viva prevista a 31 de diciembre de 2013 será, en términos de Deuda Protocolo Déficit Excesivo, de 7.074 millones, es decir, 355,51 millones menos que la existente a finales de 2012. Ese año se amortizaron 726 millones y en éste serán 732 millones, lo que hace un total de 1.458 millones.

Previsiones prudentes en gastos e ingresos

La revisión afecta tanto a gastos como a ingresos. En el primer capítulo se consolida el ahorro de 207,8 millones obtenido por la aplicación de las medidas del Plan y “no habrá nuevos ajustes”, asegura la delegada de Economía.

En el apartado de ingresos, el Ayuntamiento mantiene una previsión prudente en cuanto al incremento de los ingresos corrientes para la próxima década, cifrado en el 6,6%, con una subida media anual del 0,6%, mientras se prevé una caída del 3% el próximo año de la financiación estatal. Caída que se consolida en 2015 para repuntar en 2016 con un incremento anual del 1%. Respecta a los ingresos de capital, no se incluye a partir de 2015 ninguna cantidad procedente de fondos europeos, y sí 75 millones anuales por enajenaciones reales que tienen en cuenta, entre otros, el Plan de Enajenación de Aparcamientos Públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here