Relevado el jefe de los antidisturbios de Madrid por “fallos de coordinación” el 22M

0

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, anunció ayer la destitución del jefe de la primera Unidad de Intervención Policial (UIP), Javier Virseda, responsable de los antidisturbios en Madrid, por "fallos de coordinación y comunicación" en los incidentes registrados tras las Marchas por la Dignidad del pasado 22 de marzo, y ha anunciado la reorganización operativa de las unidades y la adquisición de material de protección para los agentes.

Así lo ha señalado Cosidó en su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso para explicar, a petición propia, los disturbios protagonizados por grupos radicales que acudieron a la manifestación de Madrid desde distintos puntos de España y que acabaron con 67 policías y 34 manifestantes heridos.
Los incidentes se produjeron cuando un grupo de antidisturbios se quedaron aislados en el Paseo de Recoletos, siendo agredidos por violentos sin recibir refuerzos de sus compañeros. 
Despliegue "correcto" pero con "fallos de coordinación"
Ignacio Cosidó ha explicado que la investigación interna abierta para esclarecer lo ocurrido "no ha detectado fallos en el diseño y el despliegue del operativo", que fue "correcto" con un total de 1.512 agentes de las UIP y 167 de las UPR, pero sí "fallos de coordinación y comunicación" de las órdenes.
Cosidó ha explicado que estos errores impidieron una mayor rapidez en la actuación policial y pudo influir en que se produjera un número "inaceptable" de agentes heridos: 47 policías nacionales y 20 municipales. De ellos, 48 han iniciado acciones penales contra los agresores a través de la Abogacía del Estado.
Estos "fallos en la ejecución del dispositivo" aconsejan el relevo de mandos del operativo "en aras a restaurar la plena confianza de los policías en su cadena de mando", ha señalado Cosidó antes de anunciar la destitución del responsable de los antidisturbios en Madrid, Javier Virseda.
Este último es el tercer mando en el escalafón policial implicado en los hechos por detrás del jefe a nivel nacional de la UIP, José Miguel Ruiz Igusquiza, y el comisario general de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona, informa Europa Press. Los sindicatos policiales, que han calificado de "insuficiente" el relevo de Virseda, llevan semanas pidiendo la destitución de estos dos cargos.
La oposición pide más destituciones 
La mayoría de los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados han considerado "insuficiente" el relevo del mando de los antidisturbios en Madrid y han pedido más destituciones. Cosidó ha abierto la puerta a que haya más cambios, aunque por abajo, una vez que el sustituto de Virseda tome posesión de su cargo.
"¿Ese señor (Virseda) actuó por su cuenta?, ¿la única responsabilidad es la cabeza que nos ha puesto usted en bandeja", ha preguntado a Cosidó el diputado de UPyD Toni Cantó, quien ha reprochado que los agentes atrapados por los violentos en Recoletos "estuvieron media hora sin recibir ayuda".
Cantó le ha recordado a Cosidó que tanto Igusquiza como Villabona estaban junto a Virseda sobre el terreno el 22M. "Estaban muy cerca. Hubiese bastado con que se dijese: ‘Uso de material ya’". "Parece que ustedes han elegido a un chivo expiatorio", ha zanjado..
Por su parte, el diputado de IU Ricardo Sixto ha coincidido en que "lo que de verdad necesitan las UIP es el cambio de los mandos" y ha añadido que si estos no se producen, su partido pedirá la dimisión del propio Cosidó. También Antonio Trevín, del PSOE, ha considerado que con el cese de Virseda "paga el pato un mando menor que pasaba por allí".
El diputado del PNV Emilio Olabarria ha recordado que cuando Cosidó era diputado del PP pedía la dimisión de ministros del Interior por hechos menores que este.
En su turno de réplica, Cosidó ha explicado que Virseda era el "responsable más directo" al tiempo que a abierto la puerta a nuevos ceses, pero no de los mandos, sino por abajo. Según ha dicho, "el  nuevo jefe que será nombrado inminentemente" tendrá libertad de construir su propio equipo "a la luz de los informes críticos que se han realizado en las actuaciones". 
Reformas de las unidades antidisturbios
De los cambios en la estructura de las UIP, Cosidó ha explicado que cada uno de los grupos -que está integrado por 50 agentes- pasará a estar formado por cuatro subgrupos, de forma que estarán siempre disponibles todos.
Se creará un grupo de intervención inmediata compuesto por dos subgrupos con personal especialmente cualificado, dotado con vehículos adecuados para su rápida movilidad e intervención en caso de graves disturbios en apoyo del resto.
Los despliegues policiales en manifestaciones de este tipo partirán de un núcleo compuesto de dos grupos que estarán enlazados con el resto de grupos de antidisturbios y que intervendrán al unísono en situaciones como las registradas el 22M.
Sobre la compra de material, Cosidó ha anunciado que con "procedimiento de urgencia", se ha autorizado la adquisición de 800 cascos con mejoras en la pantalla de protección, 300 nuevos escudos más resistentes a los actuales, 350 chalecos antitrauma con protección inguinal y en el cuello, informa Efe.
Por primera vez, además, se comprarán 800 pares de un nuevo modelo de espinilleras, toda vez que una proporción elevada de agentes que resultaron heridos sufrieron lesiones en las piernas.
También se cambiarán los equipos de transmisión a fin de mejorar las comunicaciones y coordinación de los dispositivos policiales y del resto de participantes en situaciones de este tipo como bomberos, emergencias o policía municipal, al tiempo que se incrementarán las garantías jurídicas para los efectivos que resulten lesionados.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here