Santa Pola del Este

0
Sta.Pola. Pequeña Italiia 6 (3).JPG

La villa alicantina de Santa Pola tiene una historia milenaria, contrastada por los restos prehistóricos hallados en la Cueva de la Araña, los de su Fortaleza ibérica, y la magnificencia del Portus Illicitanus como uno de los puertos más pujantes del imperio romano en el Mediterráneo español. Actualmente, la actividad pesquera sigue siendo básica en la economía local y su flota  una de las más importantes de Levante. Sin embargo, hace medio siglo, la villa empezó a desarrollar, en una zona virgen dominada por la torre vigía de Escaletes, un área especialmente atractiva denominada hoy como Santa Pola del Este, declarada de Interés Turístico Nacional.

La zona posee un acogedor paseo marítimo con numerosos espacios verdes, en donde nativos, turistas y residentes foráneos, especialmente noreuropeos, pasean, practican deporte o disfrutan del baño en sus numerosas calas (el litoral santapolero tiene 11 kilómetros de playas). Desde cualquier punto puede contemplarse la famosa isla de Tabarca, tan cercana ella, que parece poderse alcanzar con la mano. Y si se asciende hasta lo torre vigía, se descubre la esplendorosa panorámica que ofrece la gran bahía de la ciudad. O contemplar en verano los frecuentes eventos deportivos: travesía a nado hasta la isla de Tabarca con casi el millar de participantes, las prestigiosas pruebas a nivel nacional de triatlón y duatlón cross, la travesía a remo, o los torneos de voley playa, así como otros deportes náuticos.

Piccola Italia” al Este de la villa

Pero, además de la oferta turística tradicional de sol y playa, la gastronomía adquiere en esta villa marinera un papel relevante. Son conocidos sus célebres y variados tipos de  arroces. Sin embargo, dejar de hablar de ellos aquí para hacerlo de cucina italiana puede parecer una herejía. Pero hay una poderosa razón. Santa Pola es, probablemente, una de las ciudades que, en proporción a su densidad demográfica, posee un récord multicultural. Según datos del Instituto Nacional de Estadística residen en ella gentes de hasta 94 nacionalidades. Y, entre los extranjeros empadronados, los italianos, por número, figuran en tercer lugar. No es de extrañar, pues, que en Santa Pola del Este exista un área llamada “Pequeña Italia”, en donde brilla, por su excepcional calidad y trato el Restaurante  La Parmigiana (Avda. Armada Española 66. Tel. 965416581) A diferencia de las típicas pizzerías que abundan en cualquier ciudad, éste brinda una gran variedad de platos italianos. De su excelente oferta culinaria destacan spaghetti a la vongole, pasta fresca, o pizza cuatro formaggi, de finísima base. Contiguo a este establecimiento existe un anexo de las mismas características  e igual calidad. Y, a pocos metros de ambos locales, se encuentra Parmiggiana Caffé Vinoteca. Luigi Franchini es el timón de este original espacio. En él, sus amigos y clientes pueden degustar sabores genuinamente italianos. Desde un bocadillo hasta una fantástica comida o cena. O comprar productos recibidos directamente de Italia (vinos, cafés, licores, o la “estrella de los lácteos”: el auténtico queso parmesano) Pero el Caffé Vinoteca es mucho más. Aloja, a la vez, un bar donde tomar un aperitivo o una copa, reunirse con amigos o leer la prensa ¡como en los antiguos cafés! A Luigi se le pueden pedir consejos y recetas. Hasta dispone de un servicio especial: te puede preparar un almuerzo o una cena y llevártelo a tu propio domicilio. Una de las mejores alternativas gastronómicas santapoleras está, pues, en el Este.  Pero, eso sí, con vero sapore italiano

www.franciscogavilan.net

Más información: Turismo Santa Pola, Plaza Diputación, 6, 03130 Santa Pola (Alicante)
Tel. 966 692 296.
E-mail: santapola@touristinfo.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here