Los socialistas madrileños en contra de la retirada de la tarjeta sanitaria a parte de los inmigrantes

0
psoe.JPG

El grupo municipal socialista se ha reunido esta mañana con diversas asociaciones representativas de ciudadanos y ciudadanas inmigrantes, ante la retirada de la tarjeta sanitaria a una parte muy importante de este colectivo y con el fin de plantear propuestas alternativas.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha anunciado que “en el próximo Pleno municipal vamos a exigir que se inste a la Comunidad para que actúe como ya lo han hecho Asturias o Andalucía y garantice la atención sanitaria de todas las personas”, tanto en cuanto “los socialistas siempre hemos apostado por el carácter universal de la sanidad pública”.
 
Esta proposición -que será defendida por el responsable de Familia y Servicios Sociales del grupo municipal socialista, Pedro Zerolo- plantea también que, si la Comunidad de Madrid hace caso omiso a esta petición, sea el Consistorio, a través de los centros de Madrid Salud, quien ponga en marcha un programa de atención sanitaria para todos los que hayan sido excluidos.
 
Además, el PSOE va a demandar que el Ayuntamiento, a través de las ayudas de emergencia y especial necesidad, facilite los recursos económicos necesarios para sufragar los tratamientos y las pruebas necesarias para establecer el correspondiente diagnóstico médico.
 
También se solicita que las intervenciones médicas que hagan falta se cubran con los programas de inclusión social y emergencias. “No hay mayor emergencia que preservar la vida de las personas y velar por su salud”, ha asegurado Lissavetzky, quien subrayó que estas medidas son competencia del Ayuntamiento porque forman parte de las políticas de prevención sanitaria y social.
 
Estas propuestas pueden suponer un importante ahorro al sistema sanitario público, entre otras cosas porque la mejor manera de reducir gastos es invertir en prevención. Un tratamiento médico con un coste farmacéutico de 3 euros resuelve un problema de salud que, si no se atiende y se agrava, puede llegar a costar 3.000 euros en un hospital y una cantidad incuantificable de sufrimiento en la persona enferma.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here