Los socialistas proponen una Agencia para el Empleo en el Debate del Estado de la Ciudad

0
lissa.JPG

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, considera que, una vez más, Ana Botella describe una visión "irreal" de la ciudad. En el debate sobre el estado de la ciudad, la alcaldesa ha ofrecido un discurso "tan lleno de aire como un buñuelo" que evidencia la actitud resignada, desnortada y apática del gobierno municipal.  "Presume de resultados electorales y es cierto que tienen la hegemonía política pero parecen no ser conscientes de que están perdiendo la hegemonía social a pasos agigantados. Estamos seguros de que, con esfuerzo y trabajo, vamos a darle la vuelta a este Madrid", ha advertido el concejal del PSOE.

Lissavetzky ha comparecido en esta cita anual con quince propuestas entre las que destacan la creación de una agencia para el empleo y el desarrollo económico, un pacto por la calidad del aire y un plan de extensión de la actividad deportiva y cultural como complemento a los Juegos Olímpicos, que destine parte de los recursos a nuevos equipamientos y actividades en todos los distritos de la ciudad. Estas dos últimas han sido aceptadas por el Ejecutivo local.

El portavoz del PSOE también ha propuesto un plan de lucha contra la exclusión social, dotado con un fondo de emergencia para ofrecer asistencia en materia de vivienda, educación y protección social.

"Han conseguido una ciudad con más deuda, con menos servicios públicos y que atiende cada vez peor a cada vez menos personas", ha apuntado Lissavetzky, quien cree que “han sido unos gestores resignados, instalados en la apatía, desnortados, sin rumbo cierto, rendidos ante la difícil situación que atravesamos; de algún modo han bajado los brazos y han estado pasivos a la hora de buscar soluciones a los problemas".

El edil resume la "fórmula Botella" en tres palabras: ajuste, recorte y austericido. "Este ha sido el año en que vivimos resignadamente", ha ironizado antes de animar a todas las fuerzas políticas “a mirar a la ciudad, pensando en Madrid, para rebelarnos contra la resignación".

Lissavetzky, deduce que, una vez más, la alcaldesa de Madrid describe un panorama de la ciudad "irreal": "Vive usted resignada en su palacio, que no es de cristal sino de piedra. Esa actitud suya es la contraria a la que Madrid necesita. Navega sin rumbo y cada vez con menos ritmo", ha indicado.

El edil del PSOE ha recordado que, el pasado año, Botella llegó a referirse a Madrid como una "ciudad ganadora en la globalización". Se pregunta si puede emplearse esa definición cuando Madrid tiene un 20% de desempleo, cuando "cada hora un joven huye de Madrid buscando un futuro que aquí se le niega o cuando se acrecientan las desigualdades de forma alarmante".

"Yo no aspiro a su ciudad ganadora, aspiro a una ciudad mucho menos desigual y mucho más justa. No nos venga a contar el Madrid irreal de doña Ana en el País de las Maravillas", ha añadido.

A juicio de Lissavetzky, la situación actual es resultado del modelo que ha mantenido el PP a lo largo de estos años y que, vía endeudamiento y subida de impuestos, "movilizó ingentes recursos económicos y que, lejos de ser destinados a inversiones productivas y a preparar la ciudad para el futuro, fueron desviados a gastos en gran parte superfluos. Se perdieron oportunidades y se restaron capacidades".

Un modelo que ha provocado el crecimiento de la brecha norte-sur en la ciudad: "La M-30 es la línea divisoria de un Madrid con otro Madrid", ha explicado el concejal del PSOE, que ha puesto el ejemplo de las diferencias entre Retiro y Puente de Vallecas, dos distritos que, a pesar de ser colindantes, presentan un 35% de desigualdad: una diferencia de 8.000 euros en la renta per capita.

Y, frente a ello, soluciones como las ofrecidas contra el paro: "A mayor número de parados (incremento del 50% desde el 2009), mayor disminución del presupuesto: de 360 euros por parado a los 104 de 2013", ha evidenciado el portavoz socialista. Al respecto, también se ha preguntado por el grado de cumplimiento de promesas como los 150.000 nuevos empleos con los que el PP concurrió a las elecciones o el plan de capital Semilla para empresas innovadoras. "Ese es el crédito que tienen sus promesas", ha sentenciado.

Lissavetzky ha querido subrayar "el recorte brutal en prestaciones sociales", a pesar de que la propia regidora llegó a asegurar que no bajaría el presupuesto en este capítulo. Al contrario, el equipo municipal incluso ha introducido copago donde no lo había.

Energía, Urbanismo o Vivienda han sido otras áreas que han sufrido los "despropósitos" del PP, en opinión del edil del PSOE, quien también se ha detenido en la calidad del aire de la ciudad para volver a ofrecer un pacto a la alcaldesa en este sentido: "Si hasta Rajoy ya va acompañado a Bruselas", ha ironizado.

Madrid Arena

"2012 será en la memoria de Madrid el año de la tragedia del Madrid Arena", ha afirmado Lissavetzky. "No fue solo un accidente. Fue el resultado de acumular prácticas abusivas y comportamientos presuntamente delictivos con el interés de un empresario posiblemente sin escrúpulos y con el trato de favor de algunas autoridades y directivos irresponsables. Desde luego, responsabilidad política y veremos si judicial les corresponde a ustedes", ha proseguido.

Para el portavoz del PSOE, la tragedia también fue la verdadera prueba sobre la capacidad de gobierno de Ana Botella: "Usted no supo estar a la altura de los acontecimientos. Ni vio la gravedad de la crisis ni supo gestionarla. Todos, incluida usted misma, saben que no superó el examen".

El concejal también ha tenido palabras para los dos trabajadores fallecidos en el grave accidente acaecido en los túneles de la M-30 y que parece apuntar a "un nuevo caso de trato de favor".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here