Vox exige negociar los presupuestos con Ciudadanos y afea no haberse reunido

0
Vox Presupuestos Ciudadanos
La portavoz de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid ha exigido reunirse con el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (Ciudadanos), para negociar los presupuestos. La representante del grupo de la oposición le ha afeado no haberse sentado desde la investidura.

La presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, ha calificado de “insulto” no haberse “sabido nada” de Ciudadanos en materia de Presupuestos. En una entrevista con Esradio, ha recordado que es vicepresidente “gracias a los votantes de Vox”. “Para sacar presupuestos adelante hay que tener una relación estrecha y estar dispuesto a ceder”, ha subrayado Monasterio.

La portavoz de Vox en la Asamblea ha puntualizado que con el PP no van a tener problemas para sentarse a negociar. Para alcanzar un escenario similar con Cs, Monasterio ha aclarado que no piden “exquisiteces”, sino “normalidad”; algo que a su juicio “en política cada vez escasea más”. “Nunca nos sentamos. Nos conocimos un día y a partir de ahí el día de la investidura me explicó los 150 puntos y que no iba a negociar conmigo”.

Llegados a este punto, Monasterio ha defendido que Vox sacó adelante la investidura de la presidenta Isabel Díaz Ayuso “por respeto a todos los madrileños”. No por haber recibido un “trato normal”, ha apostillado. Asimismo, ha subrayado que “sin los votantes de Vox no va a poder sacar absolutamente nada” y ha asegurado que por su parte habrá “disposición”.

La dirigente madrileña de Vox ha reprochado que no se hayan sentado todavía a negociar los presupuestos. Según ella, hasta la fecha, sólo han tenido un primer encuentro con el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, para entender el marco.

Desde la formación de Santiago Abascal exigen unos nuevos presupuestos para Madrid que contengan una bajada de impuestos “ambiciosa” y la reducción de la “grasa del sistema”. No obstante, advierten que la rebaja fiscal no se pague con un aumento de la deuda, “un impuesto en diferido”, sino reduciendo el gasto político.

Según Monasterio, a “las instituciones que llevan 24 años con el mismo partido” les sobra mucha grasa en forma de gasto político, “chiringuitos ideológicos”; o de 1.000 millones en subvenciones que según la parlamentaria en parte financian “mantras de la izquierda que compra la derecha”. A este respecto, la presidenta de Vox no ha dudado en señalar a la género o la lucha contra el cambio climático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here