El apoyo de Vox a Díaz Ayuso pasa por la libertad educativa y acabar con los chiringuitos

0
D8ZMCyPXYAEwaiE (1).jpg

Así, Vox anunciaba en la tarde de ayer que se pasaba a la oposición en el consistorio capitalino, decisión que tiene un efecto adyacente con el proceso de investidura de la aspirante de los populares en la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ya ha recibido las líneas rojas con las que el grupo verde condiciona su apoyo. 

Según avanza Ok Diario, el pliego de propuestas que Vox ha trasladado a la candidata popular pasa por asegurar la libertad educativa, aplicar una importante bajada de impuestos, así como suprimir lo que denominan ‘chiringuitos ideológicos’. Estos puntos son irrenunciables para sus promotores y, después de las idas y venidas del PP a la hora de cumplir con el acuerdo rubricado con ellos, exigirán un compromiso férreo en cuanto a su cumplimiento. 

El portavoz del grupo verde en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, ya anunciaba en la tarde de ayer que rompía el pacto firmado con el PP en el Ayuntamiento de Madrid, lo que ha supuesto la renuncia de los cargos que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, les había propuesto. Dicha decisión ha aumentado la tensión entre las fuerzas que componen el centro derecha y coarta las negociaciones sobre las que pivota Isabel Díaz Ayuso. 

Con respecto al primero de los puntos, los de Abascal intentan cumplir una de las máximas que anunciaron en campaña: “Devolver a los padres una auténtica libertad para elegir la educación de sus hijos, empezando por la elección de centro educativo”. En materia educativa, Vox también incluyó en su programa el denominado ‘Pin parental’ para que los progenitores autoricen de manera expresa el desarrollo de cualquier actividad con contenidos éticos, morales o sexuales, “así como la derogación de las “leyes con un marcado carácter ideológico o que atenten contra la libertad de pensamiento y la igualdad”.

Dicho apartado está estrechamente vinculado con la supresión de las subvenciones a entidades “claramente ideologizadas”, incluyéndose en el punto aquellas relacionadas con la ideología de genero, entre otras. En este sentido, Vox recurre a los ‘clhiringuitos’ exigiendo al Gobierno regional “una auditoría obligatoria anual de todos los entes públicos y de todas aquellas asociaciones que reciban subvenciones y fondos de la administración autonómica”.

De esta manera también se intenta recortar el gasto supérfluo, que según los de Abascal, contribuirá a bajar los impuestos de forma sensible. Con respecto a este último punto, plantean reducir el tramo autonómico del IRPF dentro de los márgenes legales, incrementándose paralelamente las deducciones por númeo de hijos o por “gastos de asistencia en el hogar y, especialmente, de atención de personas dependientes, discapacitadas, enfermas o mayores”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here