inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 16 de septiembre de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
27/06/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

Los policías se encuentran desbordados con el nuevo centro de 'menas' en la Casa de Campo

Los sindicatos de la Policía Municipal denuncian que los agentes no dan abasto ante las innumerables incidencias que atender por los denominados ‘menas’ -menores extranjeros no acompañados-.

Según avanza el diario El Mundo, el cuerpo de seguridad recibe a diario numerosos avisos procedentes del centro de acogida que la Comunidad de Madrid habilitó hace dos meses en la Casa de Campo para paliar la situación de hacinamiento que vive el complejo de Hortaleza. De acuerdo al relato de las organizaciones sindicales, son continuos los conflictos que se viven en las intalaciones ubicadas en el distrito de Moncloa-Aravaca debido a un grupo de marroquíes muy problemáticos. 

El sindicato CSIF ya advirtió en el mes de febrero de las consecuencias que supondría la decisión tomada por el Ejecutivo autonómico de cerrar el albergue juvenil Richard Schirrmann para convertirlo en un centro de acogida de ‘menas’, si bien las críticas de la organización iban enfocadas a la “privatización encubierta” de las instalaciones: “Sería un cierre de un recurso público de gestión directa y la privatización de un centro de menores de Políticas Sociales. Es un tema muy delicado, que está tutelado por la Fiscalía de Menores y que requiere una especial atención”, manifestó entonces la responsable del sector de Administración General de Comunidad de Madrid (AGCM) de CSIF, Elena Moral.

Finalmente, la Fundación Diagrama se hizo cargo de la gestión del complejo, compuesto por tres pabellones que dan cabida a 66 menores. Las autoridades explican que jornada tras jornada reciben multitud de alertas sobre incidentes desarrollados en el propio centro y en los alrededores debido a que unos adolescentes marroquíes se dedican a practicar fechorías, como robo de móviles en el parque de atracciones, en la estación de Lago y otras zonas aledañas. 

Según ha podido conocer el citado medio de comunicación, el último episodio tuvo lugar la semana pasada, cuando los agentes tuvieron que detener a tres menores que agredieron y amenazaron a los educadores del centro mientras que otro intentó ahorcarse. “Es más, les da igual, nos insultan y encima piden su paga mensual”, relata un agente a El Mundo, quien asegura que los tres vigilantes por turno en el centro se ven incapaces de actuar. De acuerdo a los datos que obran en poder de la Policía, un total de 17 ‘menas’ alojados en el complejo de la Casa de Campo han sido detenidos durante los últimos dos meses. 

Por su parte, la Comunidad de Madrid admite que se han registrado “una serie de problemas puntuales con un grupo reducido de menores con problemas de adaptación”, aunque aclaran que no de conductas delictivas. Por su parte, la entidad que se ha encargado de la gestión del centro aclara que tres profesionales recibieron golpes, requiriéndose la presencia policial. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic