inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/04/2009 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Después de varios años, por fin el muro ha sido derruído.
Libre acceso en el callejón de la Colonia Hogar Ferroviario
Después de varios años el concejal, Fernando Martínez Vidal, ha conseguido que la tapia de este callejón sea derrumbada al comprobarse que se trata de suelo público.

Algo más de veinte años llevan los vecinos y la oposición del distrito intentando que se ponga una solución a la tapia que se colocó “irregularmente” en uno de los laterales del Bingo Garden, un callejón de la Colonia Hogar del Ferrovia-rio; y por fin esa solución ha llegado. Y es que, según cuenta uno de los vocales del partido socialista de Moratalaz, Tomás San Julián, este tema lleva coleando desde el año 90-91, cuando el primer concejal del PP, Venancio Mota, “concedió el privilegio de privatizar ese callejón para el exclusivo disfrute de algún aventajado. Una zona cuyo suelo siempre ha sido público”. De esta forma, y durante todos estos años, tanto el bingo como el taller que se encuentra al lado, han utilizado ese terreno público como aparcamiento o lugar para el almacenamiento de vehículos. Además, desde que se le diera más altura a la tapia, imposibilitaron el uso de ese callejón para el acceso de todos los vecinos al Parque Darwin. 

En el año 2004-05, aprovechando la mejora del citado parque, se llevaron a la Junta de Distrito varios escritos de quejas de los vecinos de la zona. Según San Julián, la entonces concejal Fátima Núñez, señaló que “en Patrimonio del Ayuntamiento este suelo no constaba como público”. 

Por fin en 2009 tema resuelto
Ha sido finalmente el concejal actual del distrito, Fernando Martínez Vidal, el que ha comprobado que el suelo era público y ha hecho que el muro levantado en el callejón sea derrumbado para facilitar el acceso y a todos los vecinos. “Al final se ha quitado un privilegio que se concedió verbalmente a ciertas personas. Con este motivo, se inició un expediente para que esos sujetos aportaran la titularidad del terreno y de-mostraran que era privado. Finalmente no han podido aportar el título de propiedad y se ha demostrado lo que nosotros veníamos diciendo desde hace años: que se trata de suelo público”, explica San Julián; quien también señala que todavía quedan cosas por hacer: “quitar postes, retirar coches abandonados, habilitar la zona, poner papeleras...”. 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic