Lo mejor del 2019: un año crítico para España

Concluye 2019, un año cargado de incertidumbres y marcado por convulsas circunstancias dentro de la esfera política y social de españa

0

La incertidumbre política ha marcado el 2019 en España. A punto de concluir, el año termina como prácticamente comenzó, en funciones. A esto hay que sumar la crisis de Cataluña y la celebración del juicio más importante del país en las últimas cuatro décadas.

El fantasma electoral con el que Pedro Sánchez convivió las navidades pasadas terminó por cobrar vida a inicios del 2019 en España. El entonces presidente -no en funciones- del Gobierno despertó el año con la resaca de los comicios andaluces, cuyos resultados terminaron con 36 años de Gobierno socialista en la Junta y supusieron la entrada de Vox por primera vez en un parlamento. Así, atragantadas las uvas, Sánchez comenzó a negociar los presupuestos. Mientras, España se preparaba para el juicio más importante del país en sus cuatro décadas de democracia: el procés.

La crisis catalana volvió a eclipsar la política nacional. Paralelamente a que el juez Marchena iniciase el juicio contra los independentistas, el Ejecutivo socialista acudía a la figura del ‘relator’ como elemento para acercar posturas entre el Gobierno central y la Generalitat. Dicha idea acabó por dinamitar todos los puentes entre ambas administraciones, política y gubernamentalmente; ello obligó a Sánchez a convocar elecciones.

La cita con las urnas se fijó para el 28 de abril. Hasta entonces, el juicio del procés acaparó todos los focos. Con la mayor parte del Gobierno de la Generalitat sentada en el banquillo, se iniciaba una larga y agresiva precampaña. Ya el último fin de semana de abril, Sánchez vio cumplidas sus expectativas y el PSOE ganó las elecciones. Sin embargo, de poco le serviría, puesto que no logró alcanzar los apoyos necesarios en la sesión de investidura.

El Congreso de los Diputados vivió una encarnizada disputa entre supuestos socios de Gobierno: PSOE y Unidas Podemos. Meses después, tras la celebración de las elecciones municipales, autonómicas, europeas y, nuevamente, generales -el 10N-, las diferencias abismales que ambos partidos aseguraban mantener quedaron superadas con el famoso abrazo entre Sánchez e Iglesias.

 

Sentencia y altercados

Entretanto, España vivió momentos verdaderamente convulsos, en gran medida debido a la situación de Cataluña. Varios miembros de los CDR fueron detenidos acusados de gravísimos delitos de terrorismo; el termómetro político y social en la región catalana iba en aumento, desarrollándose numerosas protestas, las cuales alcanzaron su momento álgido tras la sentencia del Supremo.

El Alto Tribunal dictó sentencia: 99 años de prisión para los independentistas procesados. La semana en la que se pronunció el veredicto estuvo marcada por las violentas protestas convocadas por la entonces desconocida plataforma Tsunami Democràtic. Barcelona se convirtió en escenario de una batalla campal.

Las últimas semanas de 2019 en España han tenido como protagonistas al propio Pedro Sánchez, quien parece haber avanzado en la obtención de los apoyos necesarios para lograr la investidura; y a la Abogacía del Estado. Aunque las posiciones de PSOE y ERC estaban muy alejadas, ambos se han sentado en la mesa negociadora y a dos días de que acabe el año han cerrado los flecos de un acuerdo que no quedará ratificado por ERC hasta principios de enero, poniendo así al límite la voluntad de Pedro Sánchez de ser investido el 5 de enero.

Por otro lado, tras una semana de expectación sobre la posición de la Abogacía del Estado respecto al fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el órgano español ha solicitado excarcelar al líder de ERC, Oriol Junqueras, para que pueda ejercer como eurodiputado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here