Ciudadanos destaca la unión con el PP pese a sus acuerdos con Sánchez

0
Ciudadanos

Pablo Casado y Inés Arrimadas sellaron ayer en Guernica la alianza electoral de Partido Popular y Ciudadanos en las elecciones vascas del próximo domingo.

La candidatura en coalición PP y Cs celebró su acto central de la campaña en la Casa de Juntas de la villa vizcaína; lugar en el que juran su cargo los lendakaris. La ceremonia estuvo cargada de simbolismo en el que Ciudadanos y Partido Popular daban a mostrar el acuerdo a una semana de las elecciones vascas.

Pablo Casado e Inés Arrimadas defendieron el voto para Carlos Iturgaiz como única alternativa al nacionalismo en el País Vasco. «Esta es la casa de otros constitucionalistas que se sienten desamparados por el PSOE por sus pactos con Bildu y que parecen que han olvidado a sus compañeros asesinados», aseguró Arrimadas. Casado también tendió la mano a los socialistas «avergonzados» por las alianzas de Sánchez con la vieja Batasuna, los independentistas y el PNV.

Para no variar, algunos vecinos les recibieron con gritos de «¡fuera fascistas!» y «¡a casa!», entre otros gritos e insultos. Mientras tanto, los nacionalistas han vuelto a fomentar la idea excluyente de que sus candidatos, igual que Vox, no son bienvenidos en su tierra.

Casado y Arrimadas reivindicaron sin complejos el legado de los constitucionalistas asesinados por ETA. Asimismo, la líder de Ciudadanos pidió «no poner techo» a sus fuerzas recordando su victoria electoral de 2017 en Cataluña.

La suma de PP+Cs se queda por debajo de los actuales 9 parlamentarios populares y en Génova reconocen que su suelo está en 4 o 5 escaños.  Por su parte, hace cuatro años el partido de Albert Rivera se presentó sin éxito en el País Vasco apostando por suprimir las diputaciones forales y denunciando el «privilegio» del Concierto Económico y el «cuponazo». Un aspecto que hoy se funde en un abrazo con el PP vasco, profundamente foralista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here