España, del error en el ‘Top 10’ a estar por debajo de la media de la OCDE en la realización de test

0
OCDE España test

La OCDE sitúa a España por debajo de la media en la realización de test, después de aclarar el error que situaba al país en el octavo puesto

España se cae de la noche a la mañana del Top 10 de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que más test por coronavirus realizan y se sitúa por debajo de la media de los 36 estados que componen la institución. El secretario general del organismo internacional, José Ángel Gurría, publicaba a través de las redes sociales un gráfico que situaba a España en la octava posición en el ránking de ‘testeadores’. Instantes después, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sacaba pecho de los datos expuestos por la OCDE; sin embargo, la alegría duró poco.

El informe de la institución supranacional atribuía a España incorrectamente la realización de 28,6 test PCR por cada 1.000 habitantes. Ello la colocó como el octavo país de la OCDE que más pruebas había llevado a cabo para diagnosticar el COVID-19. Horas después, el propio organismo admitía que se había cometido un error que había inflado la posición del estado ibérico en el gráfico del que se hizo eco Gurría. Tras la rectificación, el número de test efectuados por millar de ciudadanos españoles se redujo a 22,29. De esta manera, España pasaba de estar en el Top 10 a situarse por debajo de la media (22,9); si bien se encuentra por encima de muchos países del entorno.

La confusión tiene su origen en los datos que desde el Gobierno de Pedro Sánchez trasladaron a la OCDE. El Ejecutivo central remitió al organismo internacional el cómputo de test PCR -que detectan la presencia del coronavirus-, así como los llamados test serológicos -que mide la cantidad de anticuerpos generados contra la enfermedad-. Aunque desde La Moncloa aclaran que enviaron ambas tablas diferenciándolas, la OCDE sumó los datos de las dos. Dado que en el caso del resto de países sólo se tuvieron en cuenta los test PCR a la hora de elaborar el ránking, ello hizo que España se viese sobredimensionada en el gráfico que ha traído polémica.

 

Supuestas presiones

La equivocación ha traído cola, generando un terremoto internacional después de conocerse que España había pasado de no aparecer en el informe de la OCDE a ocupar el octavo puesto en la realización de test. La propia Universidad de Oxford, a través de su proyecto Our World Data, advertía de la inexactitud del gráfico publicado por Gurría. Asimismo, el error ha puesto en la picota al propio secretario general de la institución. En este sentido, hay quien vincula el apoyo de este último al Gobierno de Pedro Sánchez con su reelección en el cargo.

Así lo desvela el digital Voz Pópuli. “Está claro que después de esto, Gurría tendrá el voto de España”, señalan fuentes consultadas por el medio. Las mismas indican que EEUU no desea que el actual secretario general de la OCDE repita en el puesto; lo que le ha obligado a “cortejar a los países europeos”. Igualmente, el citado digital sostiene que el Ejecutivo de Sánchez habría presionado por videoconferencia a la organización para que situase a España como uno de los primeros países en la realización de test.

 

Gurría niega la mayor

Gurría ha negado tajantemente las acusaciones. En una entrevista, el secretario general de la OCDE ha desmentido haber recibido presiones del Gobierno de Sánchez. A este respecto ha asegurado que exista manipulación en los datos divulgados; si bien ha admitido que hay que “ajustar” las cifras españolas que se utilizaron para elaborar el informe. Así, el alto cargo del organismo internacional acusa la equivocación a que la OCDE realizó el informe preliminar sin haber recibido los datos de las comunidades autónomas. “Teníamos un proceso en el que no había información. No había porque había un problema de las autonomías”, aclara.

Sobre el hecho de que se sumasen las cifras de los test PCR y las pruebas serológicas, Gurría ha explicado que “habrá que ajustar la cifra y después ya veremos cómo va moviéndose España”. A este respecto, ha pedido que no se trate el gráfico como un “concurso de belleza”. Llegados a este punto ha subrayado los 15 años que lleva al frente de la institución, valorando de qué manera actúan los estados. “A algunos países les da mucho gusto, y a otros no tanto”, apuntaba para después incidir en que es “falso” que recibiese presiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here