Asesino querido…

0

Hay hijos de puta e hijos de puta que son de los nuestros. Frase contundente que define la política exterior de los Estados Unidos y del resto de Estados frente a las buenas palabras cargadas de ética de retrete que nos venden, abismo de por medio respecto a la realidad, los Gobiernos. 

En Libia, la revuelta derivó en revolución, la revolución en guerra civil y ésta en carnicería cruenta con el visto bueno de occidente, que lo máximo que ha hecho hasta ahora es cancelar los acuerdos comerciales de venta de armas con Gadafi a pesar del fastidio que supone hacerlo en época de crisis. El Régimen ha "perdido legitimidad", explica Trinidad Jiménez desde el Ministerio de Exteriores. Legitimidad es un eufemismo imaginativo para petróleo. La realpolitik apesta.

En Libia se respira libertad venenosa y los pulmones de esperanza se encharcan de sangre y arena. La historia de David, que sigue con la misma piedra, contra un Goliath que ahora va en avión, es difícil de repetir sin ayuda externa; ese "complot extranjero" del que habla como conclusión absurda uno de los hijísimos tras analizar lo que está ocurriendo, y es que por mucho que vaya el cántaro a estudiar a Londres…  ¿Quién organiza el caos de ese "complot" según él: los tibios occidentales o losbinladenes que echaban alucinógenos en el colacao a los jóvenes como nos contaba su padre? Sería de risa sino hubiera detrás la tragedia de un matadero: Bin Laden organizando el menudeo depastis y sus fieles preparando descafeinados a los adolescentes. Hombre muerde a perro… A todo esto Estados Unidos no quiere meterse en otra guerra y menos sin el OK de la ONU (Veto de China y Rusia), sin aval de los países árabes y con Alemania y Turquía reacias a actuar.Obama, Nobel de la Paz.

Pasada la marea de los cambios por Túnez y Egipto, en Libia se acabó el factor sorpresa, aunque eso no sea del todo importante. La verdadera clave de un éxito pacifico está en manos del ejercito. Siempre el ejercito, y el de Gadafi -que no de Libia- es débil pues nunca se fió de los militares, pero con buen armamento y mercenarios bien pagados todo se arregla para cargarse a quienes salen a pecho descubierto con el cuchillo oxidado y la rabia fresca dispuestos a morir cuando deberían hacerlo de viejos, con los ojos quemados de otear horizontes y
bebiendo de la lenta menta -ad libitum sobre un verso de Pedro Larrea.
El apagón en las comunicaciones ha convertido Libia en un zulo que impide coordinar cualquier acción de los rebeldes en un país enorme para la poca población que tiene, además, mal organizada tribalmente y sin instituciones que provocarán cuando caiga Gadafi -caerá- un vacío en el mejor de los casos o unasomalización con petróleo en el vientre y sin comadrona para canjearlo por un buen futuro en el peor.

CODA: "Libia está haciendo el camino exactamente contrario al de Cuba" Aznar dixit (2008).

barboletta2004@yahoo.es 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here