¿Quién es Allah? El Dios de los musulmanes

0
LV_20150216_LV_FOTOS_D_54427275222-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

https://www.boe.es/boe/dias/2014/12/11/pdfs/BOE-A-2014-12886.pdf.

El ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno español y la Comisión Islámica de España han acordado, según consta en el BOE del 11 de diciembre 2014, los contenidos de la Enseñanza Religiosa Islámica que se enseñarán en las escuelas públicas españolas en Primaria a aquellos alumnos que lo soliciten. Los objetivos de la asignatura son:

  1. Allah, es el mismo Dios de los judíos y cristianos.

Allah الله no es un nombre propio, es una palabra árabe compuesta, “Al-Ilah”, “al” es el artículo “ال”, “ilahاله ”, es un sustantivo, que significa “el dios”.

En la época de Muhammad, en el siglo VII, ningún judío o cristiano llamaba o conocía a Dios con el nombre de Allah. Para ellos usar el nombre “Allah” es como sustituir el nombre de Dios con un nombre de un dios pagano, era como si en el día de hoy decimos, bendito sea Zeus, Júpiter, o Krishna. Muhammad en sus predicaciones nunca explicó a sus seguidores, ni siquiera en el Corán ¿Quiénes Allah?

Eso demuestra claramente que los seguidores de Muhammad ya conocían Allah mucho tiempo antes del nacimiento del Islam. El nombre Allah no fue inventado o revelado por Muhammad en el Corán. Todos los historiadores árabes afirman, que en la península arábiga, en la época pre-islámica la gente profesaba un tipo de religión politeísta supersticiosa, poco evolucionada. En aquel tiempo las tribus árabes nómadas, tenían 360 ídolos o imágenes para adorar todo un año, una imagen al día. Principalmente adoraban: Al-Manat diosa de la felicidad, Al- `Uzza diosa de las estrellas y por encima de todas las imágenes, el ídolo más grande; Al-Lat اللة dios del cielo. En la gramática árabe la letra ة cuando viene al final de la palabra, es señal o símbolo de femenino o la palabra es femenina. Cuando nació el Islam, Muhammad, utilizó el mismo dios pagano de los árabes pre-islam, Al-Lat اللة, pero como la palabra اللة es femenina porque termina con la letra ة, Muhammad cambió la última letra ة a ه para darle el sentido masculino de su dios Allah الله, según (Sura 53:19-25) Y ¿qué os parecen al-Latاللة, al-Uzza y la otra, Manat, la tercera? ¿Para vosotros los varones y para Él las hembras? Sería un reparto injusto. No son sino nombres que habéis puesto, vosotros y vuestros padres, a los que Allah الله no ha conferido ninguna autoridad. No siguen sino conjeturas y la concupiscencia de sus almas, siendo así que ya les ha venido de su Señor la Dirección. ¿Obtendrá el hombre lo que desea? Pero la otra vida y esta vida pertenecen a Allah”.

Además, los historiadores árabes musulmanes aseguran que el padre de Muhammad, se llamaba “Abdul-Lat عبداللاة”, que significa, sirvo del dios de la Luna, Al-Lat, era un nombre muy común en aquel tiempo y muestra la devoción que tenía la familia de Muhammad a Al- Lat. Sin embargo, con la llegada del Islam, el nombre del padre de Muhammad fue cambiado por los musulmanes a “Abdul-Allahعبدالله , sirvo de Allah”, que es un nombre muy común hoy día.

En la época preislámica, en la península árabe, los árabes usaban el calendario lunar, retraído del dios de la luna, Al-Lat y sus rituales religiosas estaban organizadas en torno a este calendario. El Islam y los musulmanes heredaron este calendario y sus rituales. Uno de estos ritos, es el ayuno de luna llena a luna llena, conocido por el Islam como Ramadán. Además, era de costumbre rezar postrando en dirección a la Meca. También,  el peregrinaje anual a la Meca, correr siete veces alrededor y besar la piedra negra del templo, Al- Ka’aba, luego correr hacia un valle cercano para arrojar siete piedras al diablo, eran prácticas preislámicas. En la península árabe, en aquel tiempo, el animismo era prevalente, la gente creía en la brujería, las brujas, los magos (jin), las maldiciones, adoraba la piedra, la montaña, los arboles, los ríos…etc. Claro, Muhammad, nació, creció, crió e integró en este ámbito. Más tarde, Muhammad declaró que sólo hay un dios verdadero, dios de la luna Al-Lat, el principal de Al-Ka’aba, cambiando su nombre a Allah, y prohibió la adoración de todos otros dioses de la Meca. Muhammad mantuvo casi todas las prácticas y rituales religiosas paganas preislámicas y las incluyo en su nueva fe, el Islam. ¡El Islam es un paganismo monoteísta!

En la época preislámica, los habitantes de la Meca y su alrededor, utilizaban el templo de Al-Ka´aba como su templo sagrado para practicar sus rituales religiosas, adorar y guardar sus imágenes sagrados. Según la tradición islámica, Al- Ka’aba fue construido por Adán, reconstruido por el Profeta Abraham y su hijo Ismael. Al- Ka`aba, es un edificio rectangular, diez por doce y por quince metros de altura. Al- Ka‘aba, va unida a la piedra negra, se trata sin duda de unos aerolitos caídos sobre Meca. Esta piedra negra, fue presentada por Muhammad como pedazo del Paraíso celestial, seccionado por la mano derecha de Allah y enviado a la tierra para construir el templo sagrado del Islam o casa de Allah, Al- Ka’aba. ¡Se puede imaginar que el paraíso está compuesto por rocas como las de nuestro mundo!

Pero de verdad, todavía cree que Allah es el mismo Dios de los cristianos. Mi respuesta, desde luego que NO. Puede ser que mi respuesta es chocante para muchos cristianos buenistas que piensan erróneamente que Allah es simplemente otro nombre para el Dios de la Biblia. veamos:

Para todos los cristianos cuando mencionamos el nombre de Dios, siempre lo hacemos junto con el Padre, porque todos creemos que Dios es el Padre y Jesús es el Hijo, El apóstol Juan explicó bien claro que es imposible adorar el Padre y negar el Hijo (1 Juan 2:23) “Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre”. Además, Jesús dijo en (Juan 10:30)Yo y el Padre somos uno”.  El Islam niega que Jesús ser Hijo de Dios y Dios es el Padre, por lo tanto niega tanto el Padre como el Hijo. Veamos lo que dice Allah en el Corán (Sura 17:111) “di: ¡Alabado sea Allah, Que no ha adoptado un hijo, ni tiene asociado en el dominio, ni amigo frente a la humillación! ¡Y ensalza Su grandeza!”. De acuerdo con el apóstol Juan y el Corán, Allah el dios del Islam niega ser Padre. Allah en el Corán rechaza la fe cristiana que Jesús es el Ungido y el Cristo esperado según (Sura 5:17) “No creen, en realidad, quienes dicen: Allah es el Ungido, hijo de María. Di: ¿Quién podría impedir a Allah que, si Él quisiera, hiciera morir al Ungido, hijo de María, a su madre y a todos los de la tierra? De Allah es el dominio de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos está. Crea lo que Él quiere. Allah es omnipotente”. Allah afirma en el Corán que Jesús era solo un Profeta, envido de Dios (Sura 4:171) “¡Gente de la Escritura! ¡No exageréis en vuestra religión! ¡No digáis de Allah sino la verdad: que el Ungido, Jesús, hijo de María, es solamente el enviado de Allah y Su Palabra, que Él ha comunicado a María, y un espíritu que procede de Él! ¡Creed, pues, en Allah y en Sus enviados! ¡No digáis ‘Tres’! ¡Basta ya, será mejor para vosotros! Allah es sólo un Dios Uno. ¡Gloria a Él! Tener un hijo… Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra… ¡Allah basta como protector!”. Allah en el Corán, niega la pasión y la muerte en la cruz de Jesús, dice (Sura 4:157-158) “Por haber dicho; hemos dado muerte al Ungido Jesús, hijo de María, el enviado de Allah, siendo así que no le mataron ni le crucificaron, sino que les pareció así. Ciertamente, no le mataron. Sino que Alah  lo elevó”. El Islam y los musulmanes rechazan la idea de la Trinidad en (Sura 5:73) “No creen, en realidad, quienes dicen: Allah, es el tercero de tres. No hay ningún otro dios que Allah Uno y, si no paran de decir eso, un castigo doloroso alcanzará a quienes de ellos no crean”.

En el concilio de Éfeso en el año 431, se declaró “María es la Madre de Dios”, es una creencia vital para los cristianos. Varios fuentes antiguas musulmanes aseguran que Muhammad el profeta del Islam dijo que Allah le prometió a entregarle María la madre de Jesús como esposa en el paraíso. Al Albany uno de los muchos interpretes musulmanes explica la (Sura 66:5) Si él os repudia, quizá su Señor le dé, a cambio, esposas mejores que vosotras, sometidas a Él, creyentes, devotas, arrepentidas, que sirven a Allah, que ayunan, casadas de antes o vírgenes”, que Muhammad dijo: “Allah me prometió a casarme con la Virgen María la madre de Jesús en el paraíso. Ibn Kathir en su Tefsir o interpretación pagina 166/8 dijo lo mismo. Ibn Abbas uno de los primeros historiadores e intérpretes musulmanes dijo: que: “Un día Muhammad entró a ver su mujer Jadiya en la cama enferma. Jadiya preguntó Muhammad si ha conocido una mujer antes que ella, Muhammad contestó que no, pero Allah le prometió a casarse con la Virgen María en el paraíso”. ¡Qué dios es este Allah que promete ceder su madre como esposa a un ser humano pecador, imperfecto!

El Islam y los musulmanes llevan catorce siglos persiguiendo y matando a los judíos y cristianos, tachándoles de infieles, desde el nacimiento del Islam en 610 hasta hoy día.

Los musulmanes en realidad saben que Allah no es el mismo Dios de los cristianos, por eso nos odian y nos persiguen. Sin embargo, intentan engañar a los ignorantes que Allah es el mismo Dios de los cristianos, porque Allah permite el engaño o la mentira, según el Corán (Sura 8:30) “Y cuando los infieles intrigaban contra ti para capturarte, matarte o expulsarte. Intrigaban ellos e intrigaba Allah, pero Allah es el Mejor de los que intrigan”. ¡Vale creer en Allah, un dios que miente y engaña!

Claramente Allah ordina a Muhammad y a sus seguidores a combatir contra los infieles entre ellos judíos y cristianos, lo que muestra tanto el Corán (Sura 8:60) ¡Preparad contra ellos toda la fuerza, toda la caballería que podáis para amedrentar al enemigo de Allah y vuestro y a otros fuera de ellos, que no conocéis pero que Allah conoce! Cualquier cosa que gastéis por la causa de Allah os será devuelta, sin que seáis tratados injustamente”, como Sahih Al Bujari, dicho N. 25: “Muhammad dijo: Allah me ordenó luchar contra todos aquellos que no manifiesten la declaración de la Fe musulmana, No hay más dioses que Allah, y Muhammad su mensajero, deben rezar, dar  limosna y ayunar en el mes de Ramadán. Si hacen todo eso serán salvados, si no lo hacen, tienen la muerte segura”. ¡Vaya con Allah!

De una actitud diferente, Jesús el Dios de los cristianos nunca ha recurrido a la violencia ni siquiera en lo que comúnmente entendemos como legítima defensa como muestra en (Lucas 22:47- 53) Mientras él todavía hablaba, ¡mira!, una muchedumbre, y el que se llamaba Judas, uno de los doce, iba delante de ellos; y se acercó a Jesús para besarlo. Pero Jesús le dijo: Judas, ¿con un beso traicionas al Hijo del hombre? Cuando los que estaban en derredor de él vieron lo que iba a acontecer, dijeron: Señor ¿herimos con la espada? Uno de ellos sí hirió al esclavo del sumo sacerdote y le quitó la oreja derecha. Pero, respondiendo, Jesús dijo: Hasta esto dejen que llegue. Y tocó la oreja y lo sanó. Entonces Jesús dijo a los sacerdotes principales y a los capitanes del templo y a los ancianos que habían venido allí por él: ¿Salieron con espadas y garrotes como contra un salteador? Mientras estaba con ustedes día tras día en el templo no extendieron las manos contra mí. Pero esta es su hora y la autoridad de la oscuridad”.

Jesús no era un suicida pero, cuando le obligaron a tener que elegir entre morir o matar, optó por morir y murió por toda la humanidad, incluso los musulmanes.

El Dios de los cristianos es amor, así con estas palabras describió el apóstol Juan a Dios (1 Juan 4:7-8) “Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor”. Desde este amor del Dios de los cristianos, Jesús inspiró a sus seguidores, a todos nosotros con estas palabras en (Lucas 6:27-37) “Pero os digo a los que me escucháis: amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os difaman. A quien te golpee en una mejilla preséntale también la otra; a quien te quite el manto no le niegues la túnica. A quien te pida, da, y a quien te quite lo tuyo no se lo reclames. Y lo que queráis que los demás os hagan a vosotros, hacédselo vosotros igualmente. Porque si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis?”.

Está claro que, los atributos de Allah son radicalmente diferentes del Dios de la Biblia, porque según Allah, dios no se encarnó, no tomó un cuerpo de carne y hueso para lograr la salvación del hombre. Por lo tanto, Allah el dios del Islam es un dios anti-Cristo. No puede ser el mismo Dios de la Biblia y al mismo tiempo anti-Cristo.

Más informaciones:

-Raad Salam Naaman, Los primeros cristianos, los cristianos orientales entre el hecho histórico y un verdadero genocidio, Monte Riego, España, 2019.

Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, editorial Monte Riego, León- España, 2012.

Raad Salam Naaman

Cristiano católico de origen iraquí, español de pie a cabeza y de corazón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here