Animales

0

Como ciudadano español, defensor de los derechos de los animales, me siento indignado por haber puesto en NARCENATUR a tres orangutanes disecados, y que desde 1997 han pasado a pertenecer a la familia de los homínidos, a nuestra propia familia. El orangután se está extinguiendo. Los expertos le dan diez años. Sus selvas arrasadas, y ustedes tienen la poca dignidad de exponerlos como simples trofeos de caza. Acciones como la de abatir estos orangutanes son las que han llevado a sus poblaciones a estar al borde de la extinción. El Ministerio de Medio Ambiente ha firmado el Convenio GRASP de las Naciones Unidas en Defensa de los Grandes Simios y van ustedes a regodearse de haberlos capturado y encima los exponen como trofeos de caza, trofeo que les hacen ser partícipes de la destrucción de la biodiversidad y un mal ejemplo para las personas y niños que puedan observarlo. Los grandes simios, y entre ellos el orangután, son seres con capacidades cognitivas iguales a las nuestras. Su exterminio hace que desaparezca nuestro vínculo genético. El exponerlos, es incentivar su captura, a sabiendas de que son especies absolutamente protegidas que necesitan el CITES para su exposición o tenencia aunque solo fuera de un dedo de orangután. Vemos que el amor por lo muerto es lo que impera en esta expo, por lo que lamentamos profundamente esta exposición y pedimos encarecidamente que la retiren de forma inmediata en nombre de la dignidad de las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here