El crucifijo y Vázquez

0

En una entrevista concedida por el embajador de España ante la Santa Sede, reconoció que, para una persona de izquierdas como él, el crucifijo es el “símbolo máximo de la solidaridad, de la igualdad, de la defensa de los más necesitados, de los más pobres, valores que la izquierda siempre ha defendido”. 

Sobre el crucifijo en los centros escolares, Vázquez, considera que deben ser las propias comunidades escolares y asociaciones de padres las que decidan sobre si quieren o no la presencia del crucifijo en las aulas. “Ellas serán las que decidan en cada colegio lo que quieran hacer”. Ya se ve que a Vázquez le hacen muy poco caso en su partido, en el cual lo que prima es el laicismo radical. Tal vez por eso él está en Roma y no en Moncloa.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here