Un fuego que no se apaga solo

0

Ante los incidentes en la frontera de Melilla el Gobierno español se está refugiando en un silencio cómplice, cuando ya tenía que haber hecho acto de presencia, ya que el trato vejatorio del que están siendo objeto las mujeres policía, no debería consentirlo.

Si yo voy por la calle, se produce un incendio, al mismo tiempo una unidad del Cuerpo de Bomberos pasa de largo y, aunque sea a cubos de agua, yo intento apagarlo, qué ocurre. ¿Acaso estaría provocando a los bomberos que no han actuado como debieran? El Ministro de Fomento, alter ego del inquilino de la Moncloa, dice que, el hecho de que Aznar haya viajado a Melilla “es una muestra más de deslealtad al Gobierno de España”. ¿De qué deslealtad habla José Blanco? Ya no recuerda cuando un jefe de la oposición viajó, no a Ceuta ni a Melilla, sino al país que nos tocaba las narices -o sea, el mismo que hoy- y se sacó unas fotografías con el mapa de España al fondo, mapa que en su mayor parte ponía Marruecos. Ese era Zapatero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here