Centrito cobarde

0

Aunque tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid gobiernan Partido Popular con Ciudadanos, con el imprescindible apoyo de VOX, en la práctica dependemos de quien apostó por Ayuso y Almeida.

Pablo Casado ganó a Sáenz de Santamaria la pugna en el Congreso de su partido con solo doce palabras. “Somos el partido de la vida y de la familia, sin complejos”. “¡Bravo Pablo, grande!”, era el sentimiento de muchos votantes de derecha, pero qué poquito le ha durado la pólvora.

Han pasado un par de años y la derechita cobarde de Rajoy ha degenerado en el centrito cobarde de Casado. Podríamos también llamarle veleta azul, trasladando los amorosos calificativos que la formación verde dedicaba a la naranja en tiempos de Rivera, pero la esencia es la misma.

Que durante el estado de alarma Casado fuera tremendamente crítico en sede parlamentaria, es un magnifico orador, con los desastres extremos en la gestión del Gobierno para, acto seguido, apoyar o abstenerse en las votaciones de las prórrogas y, consecuentemente, salvar al presidente del Gobierno del abismo; no tiene perdón de Dios.

El número 1 del Partido Popular tiene amarrados tanto a Ayuso como a Almeida. Si Casado fuera un líder, le hubiera permitido a la presidenta de la Comunidad de Madrid convocar elecciones para librarse del lastre que supone Aguado, y gobernar sin necesidad de depender del partido más decepcionante en los últimos tiempos (Podemos no decepciona, cumple con lo previsto en el manual comunista sin saltarse un punto ni una coma).

Pero Casado se hace “popo”, al no ser un líder le da miedo tomar decisiones, pero no le preocupa decepcionar a sus votantes. Es cierto que hay quien es del PP como el que es del Real Madrid y les va a votar hagan lo que hagan, pero las tragaderas de los votantes tampoco son infinitas y ya tiene cansada a una enorme parte de sus votantes; al tiempo.

Paralelamente, los socialcomunistas haciendo campaña contra Ayuso, culpable de todos los males en la tierra. ¡Casi se va Messi del Barça por su culpa! Por todos es conocido que la señora Isabel viajó durante el pasado diciembre a Wuhan para entrar a hurtadillas en el laboratorio chino y soltar deliberadamente este virus que nos ha cambiado la vida. ¡Ay, Ayuso, qué cosas haces! Las televisiones al servicio del régimen, patrón que abona bien a sus voceros, mientras Casado está a por uvas.

Han destrozado la ventana de Overton con maceta y cortafríos, creo que ya no cuela calificar de “ultra derecha” al partido de Abascal, hasta los más cegados han escuchado algo del contenido de dicho partido y no se sostiene el calificativo.

Pero con Podemos como izquierda radical, PSOE-versión Sanchista en la izquierda zapaterorrancia, Ciudadanos deseando que tardemos mucho en votar porque será una formación residual, y VOX asentado en posiciones de derecha conservadora, resulta que el Partido Popular se abraza a la versión centrito cobarde.

La consagración de esto fue el cambio de Cayetana por Cuca. Borró del mapa político a una tigresa de la selva con toda la calidad y el contenido, para poner una gatita dócil con ademanes del feminismo 2.0 y bien amaestrada.

Señora Ayuso y Señor Almeida, no se engañen, su jefe no es Pablo Casado; sino los ciudadanos de Madrid.

César Blanco González

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here