La estafa del calentamiento global y su coste para España por Roberto Centeno

En su conocido libro “Estado de Miedo”, Michel Crichton, autor de Parque Jurásico y otras novelas de ficción científica, libro que durante más de 10 años fue el número uno en ventas de Amazon, ataca con toda una seria de datos y hechos irrefutables lo que denomina “nueva religión del ecologismo, a través de la manipulación y la mentira” y “escandalosa politización de la ciencia a favor de la izquierda y el globalismo”, a la gigantesca estafa del cambio climático. En una conferencia histórica pronunciada en San Francisco explica su idea de base, “se me ha pedido hablar sobre cual considero el mayor reto que tiene que afrontar la Humanidad, y tengo fundamentalmente una respuesta: distinguir la verdad de la mentira, la realidad de la propaganda y la manipulación”.

1

El supuesto calentamiento global consecuencia de las emisiones de CO2 a la atmósfera, es la mayor estafa científica y económica de la que se tiene memoria, y arma esencial de la izquierda en Occidente. Siendo un hecho indiscutible que el cambio climático es un fenómeno consustancial a la historia de la Tierra, donde periodos de calentamiento se han alternado con periodos de enfriamiento o glaciaciones.

No es menos cierto que las emisiones de CO2, tanto las producidas por el hombre como las producidas por otras causas, solo han tenido un efecto marginal en los cambios de la temperatura del planeta.

Sin embargo, el efecto de la propaganda y la manipulación es tal, que la gente cree más a los medios que lo que ven sus ojos. Un ejemplo: si el calentamiento fuera cierto el nivel mar habría subido sensiblemente: En España en las playas del Norte ha subido cero en siglos, en Levante, caso de Valencia playa de la Malvarosa el nivel del mar ha retrocedido 70 metros en un siglo.

Para empezar, analicemos los principales fenómenos que afectan a los calentamientos y a los enfriamientos de la Tierra, todos los cuales excepto la actividad volcánica, afectan de una u otra manera a la radiación solar que llega a nuestra superficie, la cual juega un papel determinante en el comportamiento de la atmósfera y de los océanos. Por orden de importancia, estos son la oblicuidad, seguida de la actividad solar, la excentricidad y finalmente, pero muy por detrás de los anteriores, la cantidad de CO2 en la atmósfera y la precesión

La oblicuidad se refiere a los cambios de la inclinación del eje de rotación de la Tierra, o inclinación axial respecto al plano orbital. Estos cambios de inclinación como nos explicaban en el bachillerato, antes de que la izquierda radical y los separatistas se hicieran con el control de la misma en 1982, convirtiendo la calidad de la misma de la tercera de Europa en 1975 a la última en 2018, afectan a la distribución de la energía solar dando lugar a las a los cambios de temperaturas según las estaciones y según las latitudes. Pequeños cambios en la misma pueden producir obviamente cambios significativos en las temperaturas.

Por otro lado la actividad solar, fuente de la casi totalidad de radiación que recibe la Tierra varía a lo largo del tiempo en función entre otras cosas de las manchas solares. Se ha estudiado muy extensamente la conexión entre una pequeña edad del hielo de 70 años de duración y la cantidad de manchas solares, denominado el Mínimo de Maunder, durante finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII, durante la cual Europa y América del Norte estuvieron sometidos a inviernos extremadamente crudos. De hecho, el Sol podría estar actualmente al borde de experimentar un fenómeno de tipo mini Maunder, por lo que paradójicamente un calentamiento via CO2 podría evitar las consecuencias catastróficas de un fuerte enfriamiento por la disminución de la radiación solar. La Universidad de Northumbria en Reino Unido, presentó en 2015 un nuevo modelo de predicción de la actividad solar, según el cual y dada su exactitud, nos enfrentamos a un periodo de enfriamiento del planeta.

Respecto a los efectos de CO2, sabemos por las medidas de testigos de hielo, que el fin de la última glaciación hace 10/15.000 años, implico un cambio dse la concentración del CO2 en la atmósfera desde 190 ppm hasta 265 ppm, y la temperatura se incrementó por esa causa 2 ºC. Desde 1850 a 2014 el CO2 en la atmósfera pasó de 280 ppm a 400 ppm, mientras que la temperatura solo se incrementó en 0,8ºC, es decir, el efecto del CO2 sobre el clima ha sido tres veces menor que en la última glaciación.

Pero es que el grado de mendacidad de los cientos de miles de mangantes y mangantes que viven de las multimillonarias subvenciones, empezando por la ONU, los más de 80 países que reciben subvenciones, y los medios y las élites que literalmente se forran, no tienen la menor vergüenza. Júzguenlo Uds. mismos. En 1975 la conocida revista Newsweek público con un titular espectacular en su portada, “Se acerca una nueva glaciación”, y luego explicaba con todo lujo de detalles después de explicar en un gráfico como habían bajado las temperaturas desde 1945, como según el consenso de la comunidad científica, se aproximaba una nueva era glacial de consecuencias devastadoras en el hemisferio Norte.

En 1978, el New York Times, antes de caer en manos de Soros y sus secuaces, publicaba también en primera plana “no se ve fin al enfriamiento de las últimas décadas”. En sentido contrario los “expertos climáticos de la ONU” que viven como rajás con la patraña del calentamiento global, afirmaron sin sonrojarse que habría un desastre climático en el 2.000 y naciones enteran serían anegadas por el mar. En 1995, más modestamente, que las islas Maldivas quedarían cubiertas por el mar en 2018. Que el Paso del Noroeste, la parte norte de América que conecta el Atlántico con el Pacífico, quedaría libre de hielos en 2014. Sigue igual de congelada que hace 300 años. Y suma y sigue mientras cobren.

Otra de las trampas habituales de estos golfos es comparar las series de temperaturas de observatorios que antes estaban fuera de las ciudades y ahora están dentro, como el de El Retiro en Madrid, donde la temperatura sube por estar dentro de la ciudad. Por eso las únicas temperaturas fiables son las que miden los satélites de la Troposfera, desde el nivel del suelo a 4.000 metros de altitud. Estas series solo existen desde 1979, pero desde entonces la temperatura media de la Tierra ha bajado -0,8ºC, y caso curioso, en los Trópicos esta ha bajado más, -0, 58ºC. La temperatura global media a nivel del suelo no aumentó en forma significativa en 30 años.

En la Conferencia Mundial del Clima en Madrid, organizada por la izquierda y el globalismo, China responsable del 30% de las emisiones de CO2, EEUU del 14%, India del 7% e India del 5%, es decir los responsables del 56% de las emisiones no estaban presentes, y España con un irrisorio 0,7%, el país que menos contamina de Europa y el que más paga, gracias a la desastrosa negociación del PP en el año 2000, para cumplir el Protocolo de Kioto, donde en lugar de pagar por cifras absolutas de contaminación, la Ministra Tocino ( nombre muy adecuado a su nula capacidad) que envió el PP, tonta tonta tonta, no para un rato sino para siempre, aceptó pagar por incrementos desde un periodo base ( 1990-1995).

Como consecuencia España cuya contaminación per cápita es de 5,7 t, la más baja de Europa ha tenido que comprar “derechos de contaminación” a Alemania que contamina el doble (9,8) o a Polonia que contamina un 50% mas (8,5). Esta mega estupidez del gobierno Aznar, nos ha costado miles de millones en derechos de contaminación que pagan Uds en el recibo de la luz más caro de Europa.

Aparte de ello, las cuatro principales asociaciones ecologistas todas ellas ultra izquierdistas (SEO BirdLife, Ecologistas en Acción, WWF y Amigos de la Tierra) proponen subir impuestos por 80 millones de euros a la caza y a la agricultura (¿pero qué rayos tiene esto que ver con el CO2 con los propugnan esto marxista ecologistas?).

Y como dice Michel Crichton, el problema fundamental de la Humanidad (pero sobre todo de España subrayo yo) es saber distinguir la realidad de la manipulación y la mentira. Decenas de miles personas han salido en Madrid a defender su propia ruina, y la derecha cobarde del PP y C´s no cesa de seguir las consignas de la extrema izquierda y se manifiesta igualmente en lugar de explicar a la gente la verdad. Peor aún, el tonto del haba del alcalde de Madrid, pone carteles por la ciudad pagados con nuestros impuestos diciendo que la temperatura de Madrid en el 2050 será igual a la de Marrakesh. Supera a la Tocino en estupidez y desconocimiento (si es que se lo cree, porque si no es mucho peor, sería un vendido a la extrema izquierda).

1 Comentario

  1. Curioso que esos mismos argumentos contra la evidencia científica del calentamiento global ya los daba Petronor hace casi tres décadas (sin necesidad de tanto insulto gratuito) Que se deslegitimice todo el trabajo del IPCC con el ejemplo anecdótico de una estación meteorológica de Madrid, ya es de chiste. El autor podría poner su nombre y apellidos y no esconderse bajo el anonimato de “redacción” para que todo el mundo pudiera asociarlo con este “artículo”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here