Las drogas del World Pride

0
drogasWP (1).jpg

Los agentes ya habían detectado en el barrio la presencia de una sustancia psicoactiva, que presentaba en unos pequeños envases de plástico con un contenido aproximado de un gramo. Tras varias indagaciones, dieron con un casa con gran afluencia de personas En breve espacio de tiempo. Así dieron con un traficantes que, según los investigadores, quería hacer su agosto durante el World Pride.   

Por su parte, la Policía Municipal, dentro también de su operativo especial por estas fiestas, ha detenido a varias personas con diversas sustancias estupefacientes, entre las que también se encontraba la llamada ‘cocaína rosa’ y el popper, una vieja droga que se ha vuelto a poner de moda en la capital. El popper se consume por vía inhalatoria y que se presenta en pequeños botes. Su principal componente son nitritos de amilo, butilo o isobutilo, que son potentes vasodilatadores. En dosis bajas genera estados de euforia cortos y en altas puede provocar desinhibición exagerada y pérdida de conocimiento, incluso la muerte. También importantes efectos secundarios, como hipotensión, taquicardias, hemorragias nasales, así como daños en órganos como riñones e hígado.

Por otro lado, la mefedrona, también conocida como M-Cat o comida para cactus, se consume generalmente aspirada en polvo. Aunque tienda a ser utilizada también para mantener largas jornadas de sexo sus efectos imposibilitan la erección. Sus efectos son aumento de calor, excitación, insomnio, estados de nerviosismo o ‘subidón’, y en elevados consumos deshidratación, bruxismo, hemorragias nasales, sinusitis, jaquecas y pérdida de concentración. Se han detectado varios casos de muertes en el Reino Unido.

La ‘cocaína rosa’, llamada también 2CB o ‘tucibu’, no proviene de la hoja de la coca, sino una vez más del laboratorio. Su nombre deriva de su presentación en sobres de polvo cual cocaína con aspecto rosáceo. Pero se trata de un alucinógeno, consumida por vía oral, que es muy adictivo y tiene cierta aceptación en ambientes de alto nivel adquisitivo porque es muy cara. Causa agitación, alucinaciones y distorsión sensorial y motora, que puede derivar en diarreas, vómitos y convulsiones. Un consumo prolongado puede ocasionar depresión, insomnio, ansiedad, arritmias, paros cardiovasculares y, en casos extremos, la muerte.

En cambio, el GHB o también llamado éxtasis líquido es un droga depresora del sistema nervioso central. Se presenta en forma de líquido incoloro e inodoro, con un sabor ligeramente salado, y se distribuye en el mercado ilegal en ampollas que a menudo se mezclan con alguna bebida. Sus efectos provocan desinhibición y alteraciones de la percepción táctil y a mayor dosis pérdida de conocimiento y convulsiones. También se emplean como droga de abuso o ‘beso del sueño’. Los delincuentes introducen esta sustancia sin avisar en una copa para robar o agredir sexualmente a su consumidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here