Robo de coches por encargo

0
robo coches encargo
Pixabay

El robo de coches ha cambiado en los últimos años y ahora son organizaciones las que se dedican a sustraer los vehículos por encargo

Esta semana conocíamos la desarticulación de varios grupos dedicados al robo por encargo de coches en las calles de la capital. La más importante, la operación ‘Aros Plata’, dirigida por la Guardia Civil de Tráfico, ha acabado con la detención de 32 personas de una banda que sustraía vehículos en Madrid y Toledo. El grupo los distribuía bien por piezas a Polonia y Alemania; o bien los vendían enteros ‘maquillados’ a otras organizaciones criminales.

El robo de coches en España ha cambiado mucho en los últimos años. Antes, muchos eran robados de forma individual por personas que luego los vendían en redes de segunda mano o chatarra a un bajo precio. Todos nos acordamos de los años 80 y 90, cuando muchos toxicómanos y rateros de poca monta se metían en cualquier coche, le hacían un puente y se lo llevaban para pagar deudas o intercambiarlo por droga. Ahora, son organizaciones, muchas de ellas internacionales, las que se dedican a robar por encargo vehículos de gama media o alta, que acaban por piezas o reformados en Europa.

Más o menos la cosa funciona así: tras observar un vehículo del modelo ‘encargado’, lo vigilan durante un tiempo y comprueban los movimientos de su propietario, sobre todo, dónde y cuándo lo suele aparcar. Una vez despejados los riesgos, uno de los miembros de la banda se acerca al coche, con apoyo de una o dos persona. Lo primero que hace el ladrón es salvar el obstáculo de la cerradura a través de llaves maestras, tipo ganzúas y en los modelos más modernos con dispositivos electrónicos con inhibidores de frecuencia, con las que abren las puertas. Luego lo ‘enfrían’, es decir, lo aparcan en determinados barrios y espera a ver si son interceptados a través de algún seguimiento GPS de fábrica o por un seguimiento policial.

 

Lista de todo tipo de coches

Tras un tiempo prudencial, otro miembro de la banda lo saca de allí y se lo lleva a su ‘zona de operaciones’, taller o nave. Éstas se encuentran generalmente en polígonos industriales. Allí pueden desguazarlo. Otro destino es cambiar los bastidores y venderlos o usarlos por el propio grupo criminal para cometer alunizajes. Por ello suelen decantarse por vehículos de gran cilindrada. Marcas como BMW y Audi se llevan la palma. Pero hay coches de gama media que también están entre sus listas, debido a la demanda de los receptores finales de los países a los que los ‘exportan’; generalmente del Este de Europa. Así, entre los turismos más apreciados están los Seat León e Ibiza, el Volkswagen Golf, el Ford Fiesta o el BMW serie 3.

La época en la que más robos se producen es en verano, cuando se incrementa un 20%. Aunque los cacos prefieren las calles y los párkings públicos, cada vez se producen más hurtos en comunidades de propietarios. La puerta del garaje es uno de los accesos preferidos de los delincuentes; no sólo para los vehículos, sino también para acceder a trasteros y zonas comunes, donde suelen guardarse algunos objetos de valor. Por eso hay que tener mucho ojo. Y es que en la Comunidad de Madrid se robaron el año pasado un total de 8.086 coches, un 23 por ciento del total nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here