inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 18 de junio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/05/2014 - David Ortega Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos   9 votos
'Dedazos', dinero público y responsabilidades políticas

¿Para qué sirve el Derecho Administrativo? Es, ni más ni menos, la base de las relaciones entre la Administración y los ciudadanos, y funciona a través de una serie de controles que evitan abusos y establecen la igualdad de todos en la relación con los poderes públicos. Todos es todos: las administraciones también están, por supuesto, sujetas a las normas.
¿Y qué ocurre cuando es una Administración la que vulnera leyes básicas de Derecho Administrativo? Se rompen las reglas del juego, se discrimina a unos sobre otros y se abre la puerta a la peligrosa arbitrariedad.

Algo tan grave ha sucedido en Ciudad Lineal, y lo acaba de plasmar una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que condena al Ayuntamiento por la adjudicación, no ajustada a Derecho, de un contrato de más de 600.000 euros.

En 2011, la Junta de Ciudad Lineal, presidida entonces y ahora por la concejal del PP Elena Sánchez-Gallar, abrió un concurso público para la gestión de las actividades culturales del Distrito. La convocatoria quedó desierta, lo que permitió que se estableciese un proceso de adjudicación mediante el procedimiento negociado. El contrato, y los más de 600.000 euros, fueron a parar a la empresa Idea, pero uno de los concurrentes excluidos en el concurso público recurrió y ahora la Justicia le ha dado la razón por dos veces: primero en el Juzgado Contencioso-Administrativo número 28 y, tras el recurso del Ayuntamiento, en el TSJM. No obstante, el daño ya está hecho: el contrato se adjudicó ilegalmente pero es imposible volver tres años atrás.

Siendo bien intencionados, podemos pensar que ‘sólo’ es una metedura de pata, grave, del Ayuntamiento. Pero hay que recordar que las adjudicaciones de Sánchez Gallar ya fueron polémicas cuando presidía otro distrito madrileño, el de Hortaleza, entre 2007 y 2011. Según denunció entonces la Oposición, hasta en tres ocasiones una empresa logró la adjudicación de las fiestas del distrito con notorias irregularidades. ¿Adivinan el nombre de la empresa? Bingo: también fue Idea. Por eso es tan llamativo que en Ciudad Lineal quedase desierto un concurso sin respetar la ley y la consecuencia de esa irregularidad tuviese como resultado otra adjudicación a Idea, tal como denunciamos en la Comisión de Hacienda del pasado mes de abril.

Llegados a este punto, solo nos queda una pregunta: ¿Quién asume la responsabilidad de este desaguisado? El grupo político al que represento ya ha exigido responsabilidades tanto en el Ayuntamiento como en los medios de comunicación. La pelota está en el tejado del Partido Popular: ¿Nos van a seguir diciendo que un concejal puede saltarse la ley en su gestión del dinero público y no pasa nada?









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic