inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 21 de noviembre de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
28/10/2019 - Roberto Centeno Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto

El Día de la Infamia: Sánchez quiere la Guerra Civil

El pasado jueves 24 de octubre de 2019, tuvo lugar en Madrid uno de los hechos más indignos y miserables de la historia de España y de Europa.

Por orden del guerracivilista y traidor a España Sánchez, al que solo han votado uno de cada cinco españoles con derecho a voto, se ha producido la profanación sacrílega de una Basílica católica y de una tumba, con el visto bueno de un Papa montonero y una Conferencia Episcopal y un Arzobispo de Madrid que han olvidado gracias a quien no fueron exterminados por el Frente Popular. Algo inimaginable en el mundo civilizado. El Jueves 24 de Octubre, pasará sin duda a la historia de nuestro país, como el Día de la Infamia, donde además Sánchez ha declarado la guerra a la media España que no piensa como él.

Como denunció Santiago Abascal, el único líder político que se ha opuesto a esta canallada: "es una vergüenza el silencio cómplice del PP y Cs, para cometer esta tropelía. Ahora irán a por la Cruz, esparciendo el odio y todos seréis responsables”. Pero hay más, mucho más, el botarate, enloquecido y lleno de odio Sánchez y sus siniestros secuaces, no se van a conformar con profanar tumbas o cambiar los nombres de calles, van a ir a una continuación de la Guerra Civil, en la que todos aquellos que no acepten su credo se convertirán en ciudadanos de segunda marginados y perseguidos, igual que los catalanes no nacionalistas en Cataluña. “Esto no ha hecho más que empezar” anunciaba en la SER la Ministra de Justicia, una fiscal por cuyas relaciones con las cloacas del Estado debería haber sido procesada.

El miserable, cobarde y traidor de Casado, igual que Rivera, ya se ha sometido al credo de esta chusma izquierdista, aceptando en clara traición a sus votantes esa Ley inicua de Memoria Histórica del Frente Popular, de los chequistas y de los asesinos y genocidas comunistas y separatistas; aceptando la privación totalitaria del derecho de los padres a que sus hijos sean educados en español, en Cataluña, Baleares, Valencia y Galicia; y declarándose “foralista”, es decir, conforme que el País Vasco y Navarra roben literalmente 20.000  millones de euros anuales al resto de los españoles. ¿Acaso se puede ser más cobarde y mas ruin?, y todos aquellos que el próximo 10 de Noviembre voten a estos traidores, serán cómplices y corresponsables de tamañas canalladas.

El mismo jueves también la infame Vicepresidenta Calvo anunciaría a bombo y platillo “ha sido la primera victoria de los vencidos”. Y Sánchez ha empezado ya a homenajear a todos los chequistas, terroristas y genocidas que pueda encontrar, empezando por una ofrenda floral ante la tumba de las llamadas por la propaganda izquierdista “13 rosas”, unas chequistas y terroristas que pilladas in fraganti con explosivos y planes detallados para atentar, fueron fusiladas después de un juicio en 1939. Naturalmente, esta canalla guerra civilista no fue a hacer ofrenda floral alguna  a las tumbas de los 5.000 hombres, mujeres y niños inocentes asesinados por orden del genocida Santiago Carrillo. Y ante esta declaración de guerra contra todos lo que no piensen como ellos, de Sanchez, de la Vicepresidenta, y de la indigna ministra de Justicia el cobarde patológico de Casado ni ha abierto la boca, y como un auténtico idiota mira para otra lado , prefiriendo no ver la terrible trascendencia de la declaración de guerra del PSOE.

El objetivo es deslegitimizar la Transición y la reconciliación para continuar la guerra civil, y la Monarquía, restaurada por voluntad personal de Franco, para derrocar a Felipe VI que lo tendrá bien merecido por cobarde y mirar hacia otro lado, y luego derribar la Cruz del Valle de los Caídos, como hacían los talibanes en Afganistan, el monumento más grandioso construido en Europa en todo el sXX. Y es que como denuncia Ortega Smith, algunos están deseando volver a los años 30, volver a la quema de iglesias, a la profanación de la tumbas de las momias de las monjas, a las checas o a asesinar a los líderes de la oposición.

La prevaricación histórica del Tribunal Supremo, tanto en la exhumación de Franco y en la derogación práctica de los derechos esenciales garantizados por la Constitución, como en la irrisoria sentencia a la organización criminal que perpetró y sigue perpetrando un golpe de Estado totalitario en Cataluña del Juez Marchena y sus chiquilicuatres que ha puesto Cataluña en llamas, ha arrastrado por el fango la credibilidad de la Justicia para muchas generaciones.  Pero el sufrido pueblo español que paga sus sueldos y al que han despreciado e insultado diciendo que no vieron lo que si vieron, ya ha hecho su juicio a los jueces: nunca el prestigio de una institución y de unos magistrados había caído tan bajo.

Pero es que además la sentencia de los magistrados que, genuflexos ante el poder, autorizaron la profanación de la tumba de Franco, ha sido una fotocopia de las sentencias del Reichgereit, el Tribunal Supremo de la Alemania nazi, realizada como aquellas en base a una Ley inicua , la Ley de Memoria Histórica del Frente Popular, una Ley totalitaria, contraria a la verdad y a la libertad de expresión.

Pero también y como los magistrados nazis, los magistrados del Supremo han concedido unánimemente poder ilimitado al gobierno frente a otros derechos, incluidos los derechos fundamentales garantizados por la Constitución. Y lo gravísimo de esta escandalosa prevaricación es que la sentencia sienta una doctrina jurisprudencial de consagración del despotismo. Como si en un Estado totalitario viviéramos los españoles, sus derechos han quedado totalmente limitados al capricho del poder. Estos , y los magistrados del procés, que firmaron tan inicuas sentencias, quedaran marcados para siempre con el estigma de la infamia y del deshonor.

Y es el bien común que la gente aun no se ha enterado de que con esta inicua sentencia, cualquier tribunal, basándose en la misma, puede permitir al poder apropiarse de cualesquiera bienes públicos sin más que alegar que es por el “bien público”. Podrán expoliar los bienes de cualquier familia, como ahora pretenden hacer con los de la familia Franco, algo en lo que ya está inmerso este canalla miserable del PP llamado Feijó, este traidor a España y a sus votantes que ha prohibido que los padres gallegos puedan escolarizar a sus hijos en español. Pero también podrán expoliar a cualquiera, aunque para empezar si el PSOE logra formar gobierno después del 10-N, donde los españoles nos jugamos la unidad de España y nuestro patrimonio, empezaran con el mayor expolio fiscal de la historia de España . Modificar el Código Penaly prohibir cualquier tipo de elogio o disculpa del régimen franquista. Podrán negare a una familia que entierre a sus muertos donde desee. Etc, etc. Ni Hitler ni Stalin llegaron tan lejos, como esta canalla gracias a la escandalosa prevaricación de un indigno Tribunal Supremo, piensa llegar.

Y por último me parece imprescindible explicar a quienes no lo conocen, quien fue en realidad el general Franco. El que esto escribe militó en la única oposición democrática al franquismo ( la comunista fue totalitaria y el PSOE estuvo de vacaciones), la liderada por el más grande pensador político español de todo el sXX, cuyas obras son las únicas de un pensador político europeo que están traducidas en la Biblioteca del Congreso de los EEUU, mi maestro y amigo Don Antonio Garcia Trevijano.

Este gran hombre, que toda su vida había luchado por implantar una República constitucional, no para votar como la actual oligarquía de partidos, sino para elegir y controlar, me diría “ mira Roberto, que yo sea antifranquista no quiere decir que no vaya a reconocer lo evidente e indiscutible, que Franco ha sido el Jefe de Estado que más ha hecho económica y socialmente por los españoles en 400 años”- Franco convirtió a España de un país subdesarrollado en la octava potencia económica del mundo ( hoy la 16 ava), en la mayor convergencia de renta per cápita con la Europa rica ( la antigua CEE), del 45 % en 1935 el 83% en 1975, y hundida al 71% hoy. Una poderosa industria que representaba el 36% del PIB en 1975 hoy el 14%. Y todos, sin excepción los grande logros sociales, que la chusma izquierdista se atribuye a sí misma ante el silencio cobarde de la derecha.

Desde la Sanidad universal, al subsidio de desempleo. Desde el sistema de pensiones al salario mínimo interprofesional. Desde todos los grandes hospitales públicos de España a 4 millones de viviendas sociales, frente a menos de la mitad en los 40 años de la infausta Transición. Y estos hechos indiscutibles y perfectamente cuantificables, no han servido para que los cobardes de Casado y Rivera no hayan abierto la boca ante los perroflautas y los saqueadores de tumbas, y menos aún ante la declaración de una guerra civil por parte de Sanchez, la infame Vicepresidente, y la inicua ministra de Justicia. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic