El país de la paciencia

0

Tibia crisis de gobierno la de Rajoy: cambiar para seguir dándole vueltas al mismo pozo. El error de los partidos tradicionales –políticos profesionales, en su peor acepción- es que siguen pensando en pasado. El error de los partidos, en general, es que parece que siempre se hace política contra alguien. Como si lo prioritario fuera encontrar un enemigo y poder camuflar, con ataques de patio de colegio, la falta de ideas más allá de los fuegos artificiales y el simplismo con espuma a granel como si fuéramos pura sociedad lanar; y qué decir de los verdaderos programas que parecen estar orientados a la financiación de los partidos cuando no a hinchar el bolsillo de algunos a golpe de mordida caníbal.

Gala, que resiste a golpe de tronera, habla de esas sentencias que el Gobierno suelta sin cambiar el gesto y que “por su estúpida simplicidad, estremecen”; y pone como ejemplo: “La corrupción es patrimonio de todos” Cospedal dixit. “La corrupción es una cosa del pasado” Rajoy dixit. Sólo les falta decirnos a modo de coletilla: ¡Idiotas! 

A todo esto, el presidente critica el apareamiento de izquierdas por anti-democrático. Cómo habrá definido en la intimidad el apareamiento pretendido a la desesperada por Esperanza Aguirre con el PSOE madrileño antes de que <<alguien>> diera orden de quemar las naves en forma de documentos para que no cayeran en manos del enemigo. Dónde queda la defensa de la lista más votada cuando ofrecía la alcaldía a Carmona siendo la suya la tercera lista más votada. Lo que decíamos: la política en contra de…
 
Si democrática es una mayoría absoluta si esta sale de las urnas, en la práctica esta puede no serlo tanto si funciona como un rodillo. Dentro de la democracia, entre comillas, que supone ganar unas elecciones, siempre será más fiel a su espíritu el gobernar por consenso, acuerdos o pactos de gobernabilidad que por decreto por lo que vivan las mayorías simples por mucho tiempo.
 
Y, además, ya que hablamos de democracia. ¿Lo es la designación a dedo dentro de los partidos? Ahí ya no le gusta el tema tanto a Rajoy y cuando Ciudadanos le exige democracia desde la base, esto es, primarias para elegir a los candidatos, como condición para pactos, califican la petición –Pablo Casado, portavoz de campaña- de chantaje –.
 
Aquí vuelve a entrar en juego la flexibilidad de Aguirre para vender una cosa y la contraria, y después de su mano de hierro para elaborar listas propias y ajenas –con su tan buen tino de cazatalentos–, se atreve a decir: “No es posible seguir con las designaciones a dedo.”En fin, cuánta paciencia hay en este país.
barboletta2004@yahoo.es
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here