En Madrid no somos ajenos a la realidad

0
En Madrid no somos ajenos a la realidad

Vemos venir el tsunami de la crisis que se nos avecina y, desde el Ayuntamiento de Madrid, nuestra obligación es no equivocarnos en la respuesta.

Independientemente de lo que haga el Ejecutivo central, es esencial estar a la altura de los madrileños que, con tanto sufrimiento, luchan contra una pandemia que en 2020 ha cambiado las perspectivas de crecimiento.

Y es que, de crecer por encima del 2%, pasaron a caer por encima del 8%, con una tasa de paro en el 14,2%.

A falta de dos meses por contabilizar el desempleo, y deseando que la campaña de Navidad sea positiva, tenemos en Madrid casi 210.000 desempleados.

Ellos son el foco. Ese es el empleo que debemos recuperar. Los datos hablan de que los costes son excesivos en sectores como la hostelería, el comercio o la hotelería.

Pagan demasiado cuando no hay ingresos. Por eso hemos vinculado rebajas de hasta el 50% en el IAE para aquellos negocios que mantengan el empleo en 2020 y 2021.

Y por eso rebajamos un 25% la tasa de basuras para determinados negocios: 118.000 para ser precisos.

Pensando en incrementar el consumo y en que, dentro de lo que supone tocar un impuesto proporcional, los ciudadanos también tengan una carga menor, situamos el IBI en el 0,46%.

Tratamos de hacer frente, en la medida de nuestras capacidades, al tsunami que con tanta claridad nos está golpeando este año, buscando una rápida recuperación.

Una que evite el cierre de los negocios, porque muchos no volverían a abrir, y ese empleo tardaría más en recuperarse.

La solidaridad demostrada por el pueblo de Madrid estos meses ha sido algo extraordinario a todos los niveles.

Y desde el punto de vista empresarial, la posibilidad de tener al personal en un ERTE sin tener que abonarlo ha evitado, temporalmente, esos despidos.

Ese debe de ser el foco de todos los que estamos inmersos en la política, evitar que los ERTE deriven en despidos masivos por falta de actividad.

Por eso el Ayuntamiento de Madrid apuesta por bajar impuestos en lo que dure este tsunami, para que los costes no sean un problema a la hora de mantener un puesto de trabajo.

La rebaja del 100% en la tasa de terrazas para la hostelería es una buena prueba de ello.

Alemania ha propuesto rebajas fiscales, temporales, por más de 40.000 millones de euros, igual que lo ha hecho Italia.

España, de momento, rema en una dirección diferente. Pero en Madrid no podemos ser ajenos a la realidad. En Madrid no podemos equivocar el foco.

Sofía Miranda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here