inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 22 de junio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/02/2014 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
España con cara de preso.
España con cara de preso

España se ha convertido en un gran preso sin entrullar y su funcionamiento tarado puede sintetizarse en lo ocurrido con el twitter de Interior o las chungas ITV del Airbus real que dejan al Príncipe Felipe a mitad de camino y quizá sea una paradoja de por dónde anda la Monarquía. Los ministros, como dice Antonio Gala, son materia desechable; y de ahí para abajo, es para echarse a temblar. Entre trileros, paternalistas sonrojantes, amiguitos del alma, neopaletos de ayuntamiento, yernocracia, pesebristas, yonquis de poder, caciquillos valle-inclanianos y vende-motos; entre todos, están hundiendo el país. ¿España o espuñeta?

 

Empezamos a merecernos un presidente de república bananera aunque sea hecho de retales. Vamos a pensar en modo Shelley. Veamos: un 33% de populismo con verborragia buenista (un Revilla, por ejemplo), otro 33% de dueño de ranchito (te gusta el aeropuerto del abuelo...) y por último un 33% de misticismo que podrían repartirse a medias el Ministro de Interior y su secretaria de Estado: Santa Teresa de Jesús. Jorge Fernández sigue la senda del pajarillo bolivariano que se le apareció a Maduro en tierras calientes susurrándole consignas.

 

A todo esto, Rajoy ni susurra declaraciones. Sigue en su guión de dar vueltas a un pozo seco y que dejemos de preguntar por aburrimiento. Piensa que no necesitamos saber, para qué explicar lo que hace o lo que va a hacer si lo hace por nuestro bien y nosotros sólo somos los lerditos que ha de ir por el camino marcado. Es perversión de democracia el ganar unas elecciones y una vez en el poder escabullirse sin preguntas o repetirse sin decir nada hasta las próximas elecciones donde toca soltar proyectos que luego ni hay que cumplir.

 

Luego, lo más importante parece que es eso que llaman Marca España, que no es España sino su trampantojo. La imagen es lo importante, no la realidad; el anuncio y no el producto; el logo bien grande y dorado como el de los bolsos o las camisetas que venden los pobres manteros para sobrevivir. Se daña la Marca España es la coletilla de defensa de algunos y de ataque de otros. Mientras lo que se degrada es la pura realidad.

 

 

CODA: Inauguración del aeropuerto de Castellón. Se abre el telón mientras éste recibe la bendición eclesiástica. Carlos Fabra: “¡Hoy empieza la transformación socioeconómica de Castellón”. Francisco Camps: “Carlos..., eres un visionario”.

 

¡Cráneo previlegiado..., eh, Don Ramón!









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic