Ganó Obama. Algo está apunto de suceder

0
7-2.jpg

A estas alturas todo el mundo sabe ya que Barak Obama se convertirá en el próximo presidente de los Estados Unidos de América. Su victoria en las últimas elecciones, celebradas en noviembre, ha supuesto el final de la era Bush, y el principio de una nueva etapa que ninguno somos capaces aún de concretar bien. Se acaba el mandato del considerado por los propios votantes como uno de los peores presidentes de su historia. Un presidente que deja un legado bastante nefasto en política exterior, con las catástrofes militares que se avecinan y la grave situación de crisis en los Estados Unidos, inevitablemente exportada al resto del mundo.

No obstante, por lo visto o leído, en Europa la victoria de Obama era deseada por la mayoría de la población. Daba la sensación de que los apoyos al candidato demócrata eran superiores fuera de su país. 

En Madrid, la simpatía mostrada por el Partido Popular y sus líderes hacia John McCain, candidato republicano, motivó que aquí no se haya sentido de manera tan clara el apoyo popular que Obama ha recibido fuera de sus fronteras. En esa defensa de los ‘neocon’ estadounidenses han cobrado cierto protagonismo algunos dirigentes de nuestra Comunidad, junto con Aznar. El amplio respaldo que el PP tiene en Madrid ha inclinado a muchos madrileños hacia la candidatura de McCain, no percibiéndose en nuestra ciudad el ambiente prodemócrata de otras zonas. Mientras todo el mundo reacciona contra los causantes de esta grave crisis, parece que en Madrid se siguen buscando las bondades del neoliberalismo extremo y del capitalismo radical.

Tras estas elecciones es previsible un cambio importante en la política exterior estadounidense. España se sitúa en una posición de privilegio. Si bien habíamos tenido muy buenas relaciones durante los Gobiernos de José María Aznar y Bush con el llamado Eje Atlántico (Reino Unido y USA), el precio de esta política exterior fue un alejamiento progresivo de la “vieja Europa” y de lo que Europa representa para España. La implicación actual de Zapatero en la política europea, y sus buenas relaciones con Barack Obama, le pueden convertir en un verdadero puente que colabore al cierre de fracturas entre Estados Unidos y la Unión Europea, papel que debe apresurarse a jugar por su importancia para nuestro país. Si unimos el cambio de orientación que representa Gordon Brown en Reino Unido, se hace posible una ‘Foto de las Azores’ renovada, con tres nuevos políticos  que no estén dando la espalda a Europa; que trabajen desde la confianza en la capacidad y las fuerzas de la Unión Europea y en el rol que hemos de jugar para establecer un nuevo orden mundial.

El nuevo presidente estadounidense ha adelantado que la visualización de su proyecto llevará tiempo. Seguramente incluso más de una legislatura, más de los cuatro años que tiene de mandato por esta victoria electoral. Mientras tanto, todo el mundo expectante a lo que vaya a hacer y a lo que pueda venir, pues sus actuaciones tendrán repercusión en todos nosotros. Esperemos que el resultado no sea el mismo que el que tuvieron los habitantes de Villar del Río en ¡Bienvenido, Mister Marshall!, ahora que da la impresión que estos “nuevos aires americanos” son recibidos con auténtica alegría (aunque me resisto a llamar americanos sólo a los habitantes de Estados Unidos).

 http://elola.blogia.com/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here