Garzón y Peces Barba

0

Hablaba en mi anterior artículo de Garzón y la Memoria Histórica. Hoy continuaré con la letanía al respecto del juez versus Franco, que es en lo que se ha simplificado todo dadas las cosas que se escuchan voz en cuello.

 Leo un artículo de Peces-Barba, Rector que fue mío en la Universidad Carlos III, publicado en El País y titulado: Diagnóstico de violencias. Subtítulo declarativo: “Es incomprensible que un magistrado del Supremo legitime a grupos extremistas contra el juez Garzón”. Partiendo de la base de que sigo viendo un abismo entre los hechos y ser acusado de prevaricación, nadie legitima a nadie salvo la Ley que establece lo que está dentro/fuera de marco tanto respecto al fondo como a la forma.

 Continúo: “Sólo es justa la violencia racionalizada que monopoliza la fuerza del poder político democrático que es además proporcionada y moderada. Las demás violencias, incluido el monopolio de la fuerza en otras formas de poder político no democrático no son legítimas. Son rechazables, denunciables y condenables”. Veo que don Gregorio después de salirse por la tangente con el concepto de legitimación en un subtítulo de letra grande y haber encendido algo de pólvora demagógica, entra en el redil; un redil matizable pues bajo ese mismo concepto de “violencia legitimada”, por ejemplo, en una democracia como la de Estados Unidos no es “proporcionada y moderada” dada la pena de muerte que adorna como una flor negra a muchos de sus estados. Pena de muerte contraria a la Declaración de Derechos Humanos que debería ser prólogo ético de cualquier Constitución que se quiera democrática pura. Es éste un caso claro en el que bajo la legitimación se esconde un uso atroz y una responsabilidad tan diluida para cada ciudadano que no supone ningún peso sobre la conciencia.

 Tiro de hemeroteca para buscar más artículos de Peces-Barba y encuentro otro titulado: Constitución, religión y otras “conciencias”. De nuevo polvorilla demagógica en la declaración de cabecera con una excusa pueril en defensa del juez: “Garzón ha defendido causas de interés general. Inculparle y suspenderle causaría un daño irreparable”. Cómo si esto fuera un Debe/Haber contable en el que hacer varias buenas obras previas nos provisionara para hacer una mala y salir indemnes por los servicios prestados. Cómo ha sido tan bueno con el vecino, le permitimos matar al tendero… ¿Justicia de zoco y regateo? En defensa de don Gregorio, decir que el espumillón que se nos pone de anzuelo en el artículo tiene poco que ver con el texto consistente que hay al fondo.

barboletta2004@yahoo.es
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here