inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 9 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/10/2012 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Gobierno de mando a distancia

Rajoy habla poco y escapa de los periodistas como si le pusieran una cobra en la boca con forma de micro. Se suma a la moda del gobierno de mando a distancia que casi inventó Fidel para poder andar más cómodo de chándal y dejar el verde aceituna para otros revival, como el del paraca venezolano, hinchado y henchido como un pavo en acción de gracias.

Dentro de poco veremos mendigando a los políticos en plan telepredicador, con hucha en forma de rótulo con cuenta corriente, para tapar las simas del déficit; farfullando esas verdades que les escriben otros, poniendo ojos de iluminado y metiéndole épica de cupletera a su retahíla.

Si la preocupación de muchos viejos es la de morirse sin tener muy claro cómo le va a enterrar una familia que exprime los céntimos para sobrevivir; la de los jóvenes es la de saberse jodidos como generación, sin apenas oportunidades, aunque sólo sea para tener hijos con qué alimentar a ese gran Saturno que nos devora, hecho con retazos de políticos, banqueros, ignorantes e hijos de puta a partes iguales, como un Golem o un Frankenstein de la peor calaña.

Es tal la desesperación que por el sur de Madrid ya le ponen velas a Adelson –el nuevo poder legislativo autonómico- como si fuera el gran mesías que va a multiplicar los panes y los peces laborales, sin querer ver que lo que realmente va a ofrecer es infra-empleo gracias al saldillo legal que exige: dinamitar el salario mínimo con el que sólo se podrá vivir en un piso patera lleno de negro futuro, pago de impuestos vaporosos mientras que a esos trabajadores por debajo del salario mínimo se les aplicarán las retenciones pertinentes, trafico de trabajadores foráneos pasando de puntillas por la ley de extranjería, barra libre de tabaco con un al carajo la sanidad después de marear a los hosteleros con zona de fumadores, reforma del local y ya no hay zona de fumadores; y al resto con que es por nuestro bien, actuando como caciquillos paternalistas y provincianos que cuando les plantan encima de la mesa la bolsa de los doblones le endiñan un puro al niño entre los dientes de leche.

No estando ya Aguirre, la condesa-chica Telva y celosa guardiana del buen gusto arquitectónico, habrá también barra libre al cartón piedra veneciano en el macro-complejo; y respirarán tranquilos los arquitectos, esos de los que se quejaba la ex de que duraban más los edificios que sus autores. Aunque quizá esté ahí la clave para reactivar la construcción: demoler los edificios cuando se muera su arquitecto; y siguiendo la línea, pasándole la hipoteca de los proyectos absurdos a los políticos que los promocionaron cuando estos se retiran...


barboletta2004@yahoo.es









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
Premios Portada
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic