El desastre económico: mayor que el de la Guerra Civil

0
guerra civil
Pixabay

Mayor desastre económico que en la Guerra Civil, por Roberto Centeno

Es absolutamente obvio que el caos económico que se avecina, gobernados como estamos por analfabetos funcionales, psicópatas y malvados, será el mayor que sufre nuestra economía desde la Guerra Civil. Cuatro veces superior a la crisis financiera de 2008. Somos el país del mundo que peor ha gestionado la crisis sanitaria, con record absoluto de muertos por millón de habitantes; record de infectados; y record de personal sanitario muerto e infectado.  Todas las decisiones que ha tomado este gobierno han dejado un reguero de muerte. Peor va a ser aún en la economía, donde dejarán un reguero de ruina y la destrucción de la economía de mercado.

Nadie que yo sepa se ha molestado en comparar el hundimiento más probable en nuestra economía con el producido por la Guerra Civil. Si cogemos las cifras del Consejo de Economía Nacional de evolución del PIB en el periodo 1935-1954, recogidas por Ramón Tamames en su Estructura Económica de España, éste pasó de 199.000 millones de pesetas en 1935 -antes de la Guerra Civil- a 166.000 en 1940; medido en pesetas constantes de 1953. Ello representa una caída en cuatro años del 16,6%, que es menos como veremos de la caída que nosotros vamos a experimentar solo este año. Si lo medimos en “renta per cápita”, ésta pasó de 8.069 pesetas, también constantes de 1953, a 6.445; un 20,1% menos, inferior también a la pérdida que aquí nos espera.

Puede decirse, y con razón, que entonces hubo decenas de miles de muertos. Pero lo más de 30.000 muertos reales -no las falsas cifras oficiales-, suponen una cifra superior a la de las dos batallas más sangrientas de toda la guerra: la batalla del Ebro y la batalla de Brunete.  Parafraseando a Churchill si “nunca tantos están muriendo en España por la negligencia criminal de tan pocos, nunca tantos irán al paro y la miseria por la incompetencia oceánica y la idiocia de tan pocos”.

 

Recesión sin precedentes

El sector servicios que representa más de los dos tercios del PIB y del empleo en nuestro país, concretamente el 67,7% va a ser el sector más afectado por la pandemia; tanto que hasta fin de año se prevé que estén cerrados muchos establecimientos. Por esta razón el desplome histórico del sector servicios de España augura una recesión sin precedentes, según PMI, la actividad del sector servicios registró el pasado mes de marzo un hundimiento sin precedentes como consecuencia de las medidas de confinamiento, que cayó hasta los 23 puntos desde los 52,1 de febrero; con la destrucción de empleo más intensa desde que existen series estadísticas. Esto sugiere una alta probabilidad de una contracción en el segundo trimestre que supere todo lo conocido; por debajo de la Eurozona (26,4), EEUU (39,8) o China (43,0).

El desplome del sector servicios en marzo se suma a la fuerte caída registrada en la actividad del sector manufacturero; cuyo índice PMI se situó en el tercer mes del año en 45,7 puntos desde los 50,4 de febrero. Entonces registró su peor lectura desde 2012, lo que ha llevado el dato del índice PMI compuesto hasta los 26,7. Solo los sectores agrario, energético, alimentación, sanitario, financiero y público apenas resultarán afectados. La Sra. Lagarde, presidenta del BCE ha estimado una caída del PIB para la media de la eurozona, entre un mínimo del 9% y un máximo del 15%. Veamos nuestro caso concreto.

 

Turismo y automoción

El sector turismo representa en España el 15% del PIB. En marzo se contrajo un 68% y todo indica que los próximos meses la contracción será igual o mayor. Exceltur estima ahora un descenso de negocio de 124.000 millones de euros; para 2020 una caída del 82% respecto a lo ingresado en 2019. Esto supondría una pérdida del 12,3% del PIB. Respecto al empleo, en una macroencuesta realizada por Hostelería de España, se concluye que el 58,9% de los hoteles tendrán que reajustar plantillas.

La automoción representa el 10% del PIB y el 9% del empleo. ANFAC, la patronal del sector, estima una caída de la producción de 30% o el 3% del PIB. El comercio supone el 10% del PIB, y la Confederación Española de Comercio calcula que habrá que cerrar el 20% lo que supone 80.000 comercios que dan trabajo a 240.000 personas, este cierre supone 2 puntos de PIB.

La construcción es un  sector cíclico muy ligado a la evolución económica, donde están aumentando los impagos y las insolvencias. Se estima una caída de ventas entre el 20 y el 40%, particularmente naves industriales, centros comerciales y oficinas. Se estima una bajada del PIB de dos puntos en la construcción.

Quedan otras actividades, parte incluidas en el turismo y parte no, como restaurantes, bares, discotecas etc; pero no estimamos la caída por falta de datos. No obstante, un 5% de los bares ha cerrado definitivamente y se estima que cerraran el 15%. En total, por tanto, puede cuantificarse una caída del PIB del 19,3% y solo en este año; cifra superior a la caída de la renta durante toda la guerra civil, lo que da una idea de la enorme magnitud del desastre que se avecina.

 

Banco de España

El Banco de España, favorable invariablemente a las tesis del gobierno desde 2007, da una caída del PIB del 13,6%. Pero no explica en absoluto como la ha calculado, así que el que se lo quiera creer se lo cree y el que no, peor para él. Esto es en 2020, pero en 2021 y siguientes la caída, ya no tan pronunciada va a seguir. Por supuesto no habrá salida de la crisis en forma de V y tampoco de U, será en forma de L, con una destrucción nunca vista de la renta disponible de las familias, porque además esta chusma de ignorantes y malvados que nos desgobierna no piensa ni bajar ni aplazar impuestos como en otros países, sino que piensa en subirlos, y del empleo donde se perderán en forma permanente entre 3 y 4 millones de puestos de trabajo.

Pero hay algo todavía peor a lo mencionado. España suspenderá pagos en 2021 y tendrá que ser rescatada. Esto significa, entre otras cosas, una caída de las pensiones en un 40% y del 35% de los salarios.  Esto es debido a que entre la subida de gasto descontrolada del gobierno ya antes de la pandemia, y el brutal endeudamiento adicional para salir de ella, nos vamos a una relación deuda/PIB absolutamente insostenible.

 

Deuda total/PIB

El Banco de España estimaba un déficit público este año del 110% del PIB, que unido a la caída de 13,6% del PIB , nos da una relación deuda PDE/PIB del 124%. Pero la deuda PDE, no es toda la deuda y hay que sumarle los pasivos no incluidos en la deuda PDE, 303.000 millones en 2019 o 24 puntos de PIB; lo que daría una relación deuda total/PIB del 148%, siempre según las cifras del Banco de España.

Repitiendo el mismo cálculo con nuestras cifras, el PIB 2020 caería a 1.002.000 millones, y la deuda total subiría a 1.632.000; lo que significa una relación deuda total/PIB del 163%, una cifra que aparte de que será la ruina de las próximas generaciones de españoles durante 50 años, supone la suspensión de pagos y el rescate, en el caso de que este fuera posible ya que la economía española es seis veces mayor que la griega. Si no lo fuera tendríamos que salir del euro algo que sería el Apocalipsis, tendríamos que volver a la peseta, y esta perdería la mitad de su valor respecto al euro en 2 años. Nuestro PIB y nuestros ingresos serían la mitad de los actuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here